Connect with us

Suscribirse

Historias

“Es el momento de demostrar nuestra mayor humanidad”

Testimonio desde EE.UU. de un médico paraguayo curado del Covid-19

Por Omar Ruiz Díaz para Radio Libre Internacional, de Asunción

El coronavirus es una constante amenaza para los sanitarios en cualquier parte del mundo. Son los profesionales de la salud, efectivamente, quienes se hayan a la vanguardia de la guerra contra la pandemia y se enfrentan diariamente a la difícil tarea de manejar a los pacientes, como también en mantener a raya sus propias preocupaciones y estrés emocional. Una de estas personas es el doctor paraguayo Derlis C. Fleitas Sosa, quien reside en EE.UU y actualmente desarrolló su especialización en Medicina Interna en el Albert Einstein College of Medicine/ Jacobi.

El doctor Fleitas ha sido víctima del coronavirus, y ahora totalmente recuperado, ha regresado a su labor en la primera línea de la lucha contra el Covid-19. Compartimos el emotivo testimonio del médico paraguayo quien nos invita a reflexionar acerca de los verdaderos valores de la condición humana:

TESTIMONIO DEL DOCTOR DERLIS C. FLEITAS SOSA

A mí me tocó lidiar con los primeros casos que llegaron a nuestro hospital a principios de marzo. En ese tiempo los exámenes de diagnóstico se mandaban al departamento de salud de la ciudad y tomaban varios días, luego se mandaban a un laboratorio privado, estábamos con mucha incertidumbre, teníamos casos sospechosos por distintos parámetros, pero no estábamos seguros.

Desde esos primeros casos a la actualidad hemos tratado un gran número de pacientes, y esta enfermedad ha sido desafiante para todos por un sinnúmero de razones. Primero, porque es completamente nueva, si bien existieron complicaciones con este virus en el pasado, realmente, esta es la primera pandemia de esta magnitud con un coronavirus. Las pandemias comparables a esta fueron con influenza, y como todo nuevo virus produce miedo e incertidumbre.

Realmente en medicina estamos acostumbrados a lidiar con cierto grado de incertidumbre de manera permanente, pero aquí viene asociada con el peligro a uno mismo. Siempre estamos dispuestos a ayudar al paciente y hacer lo que podamos para salvarle con todos los medios que están en nuestras manos, pero en esta oportunidad también tenemos que cuidarnos a nosotros mismos, entonces el desafío de la protección personal añade una nueva capa de complejidad a todo el problema.

Lamentablemente, me enfermé por un periodo de tiempo de haber atendido a esos primeros pacientes, felizmente me recuperé, hoy puedo volver a hospital e insertarme rápidamente a la lucha en contra de este virus.

Es un virus muy dramático, en el sentido que al paciente uno lo ve, está bien, y luego se deteriora rápidamente, que por eso es importante cuando uno tiene la enfermedad y empieza a avanzar que vaya al hospital, así poder recibir la atención propia.

Yo creo que hemos aprendido mucho de la enfermedad, cómo afecta al cuerpo, pero también cómo afecta al alma, porque otro gran desafío es que está el miedo instalado en el paciente de morir solo. Muchas veces en la terapia intensiva estamos acostumbrados a situaciones del final de la vida, pero tuvimos la oportunidad de acercarle el familiar al paciente, de crear ciertos momentos que con el coronavirus ha sido más difícil y complejo, entonces ese es otro desafío, el de la incertidumbre, de tener que cuidarse a uno mismo, y el miedo que produce en el paciente el morir solo.

Creo que todos mis colegas y yo estaríamos de acuerdo en afirmar que esta es una enfermedad que se debe vencer en la esfera de la salud pública, en la esfera de las medidas de prevención para evitar que una nueva persona se contagie, mientras menos personas se contagien, tenemos la chance de poder tener todos los recursos, el tiempo, la atención, la energía para atender mejor a esos casos graves, sería mayor.

Así que decirles a todos que sigan las recomendaciones de sus instituciones de salud, esta es una batalla que se gana en el campo de la epidemiología y la salud pública. Cuídense, lávense las manos, usen máscara, aíslense, especialmente si tienen síntomas, por ustedes, por sus familiares, por el prójimo, este es un momento de demostrar nuestra mayor humanidad.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente