viernes, febrero 23, 2024
26.8 C
Asunción

Embajador de EEUU nos recuerda nuestra corrupción

No se trata del aniversario de algo o alguien en particular ni de un feriado importante cómo los conocidos en diciembre, que tienden a paralizar casas, barrios, ciudades y hasta países por lo importante que son la Navidad y el cierre e inicio de un nuevo año. Parálisis que no solo causan feriados sino también malos hábitos, costumbres y actitudes que no ayudan a construir sino destruyen instituciones, apellidos y la posibilidad de acuerdos con organizaciones o países extranjeros. Se recordó el sábado pasado el día del fin de la impunidad. 

Conductas cómo el ser corruptos e impunes hacia ese estado de putrefacción moral, institucional o particular, ha hecho que el embajador de los EE.UU en Paraguay, Marc Ostfield quien escribió y publicó  un texto que se titula “La Impunidad: Puede y debe ser combatida”. En el mismo hace énfasis en que estamos habituados a escuchar y ver historias que hacen referencia a la existencia de corrupción o impunidad en nuestro país y la  poca o nula iniciativa para ir contra este mal y educar a la gente de porque nos hace mal perdonar o no actuar contra delitos que cómo el cáncer destruyen organismos estatales desde los funcionarios que deben concentrar su energía.

Estamos poco atentos y comprometidos en luchar contra la impunidad.  No se hace mucho para atender bien las demandas del ciudadano y no prestar su atención, talento y capacidad para ser corrupto o impune contra esta conducta humana. Incluso recuerda el día Internacional contra la Corrupción, el pasado 9 de diciembre. 

Es importante recordar que, si hay corrupción, es porque existe impunidad y ella atenta directamente contra los intereses de todos y cada uno de los ciudadanos en cualquier país. El Estado debe ser funcional a las necesidades que presente el ciudadano que debe tener la preparación y valentía suficiente para demandar cualquier acto que vaya contra nuestra ley. Ellas son parte de las referencias y patrones creados para vivir en armonía, paz solidez suficiente para estar bien con nosotros mismos y las instituciones creadas y confiadas para tener orden y paz en nuestro país.

Todo esto  puede continuar o no si reducimos o eliminamos nuestra conducta de ser corruptos y quedar impunes contra esta forma de ser o actuar ante cualquier tarea que tengamos en nuestra agenda privada o pública. Desde donde habitualmente surgen novedades de corrupción e impunidad.

Promover la lucha contra la impunida

El embajador Osfield  recuerda en su análisis que para que la gente confíe en que en su país rige un Estado de derecho, es esencial que los actores corruptos rindan cuentas dentro de los sistemas del país.Los mismos que  tienen cómo misión educar acerca de los delitos que son sancionados por ley desde temprano y no solo en las universidades, de donde esperamos que egresen personas con conocimientos suficientes para identificar, no practicar y saber cómo denunciar y el castigo que trae consigo el ser corrupto o impunes. Pero si el propio presidente de la republica defiende públicamente al senador Rivas acusado de mentir en su grado de abogado.

El embajador americano dijo  “cuando los notoriamente corruptos evaden la rendición de cuentas sobre el uso de fondos públicos, están afectando de manera profunda la confianza que las personas depositaron en ellos para zanjar las desigualdades sociales y económicas”, Y en ese grupo de gente notoria existen varias “figuras” ya algo desfiguradas desde el aterrizaje del título desagradable a sus apellidos y lo que hacían en el Estado, que no era nada notablemente destacado o limpio.

Más del autor