miércoles, mayo 22, 2024
24.7 C
Asunción
InicioSin categoríaEl temor al virus no entiende de estatus

El temor al virus no entiende de estatus

Categoría

Fecha

La situación generada por la pandemia ha disparado los estados de ansiedad de las personas que en cuarentena se enfrentan a una amenaza nueva y desconocida. Los estudios demuestran que son pocas las personas que informan de sentimientos positivos como felicidad y alivio. Si a todo esto se le suma el “no tener qué llevar a la boca” en este tiempo de crisis, los sentimientos negativos se agravan.

La psicóloga Gloria Petters comentó que “como seres individuales tenemos diferentes maneras de afrontar las diversas situaciones, por supuesto, en este momento podemos hablar de una resiliencia, que es la capacidad de adaptación de los individuos a las situaciones o crisis que van apareciendo. Puedo ser una persona muy pudiente a nivel socio-etario y también puedo tener una crisis de ansiedad o depresión que aumente al no saber cuál es mi porvenir, esto puede darse en ambas circunstancias, siendo pudiente o con escasos recursos”.

Agregó que si hay hambre de por medio, se habla de un componente biológico que causa bastante estrago, comparado con una persona con heladera llena en medio de la crisis. “En ese sentido sí es diferente, pues un estómago vacío aumenta la posibilidad del nerviosismo. Los sistemas nervioso y digestivo no son independientes, y aumenta la posibilidad de los picos expresores psíquicos como la ansiedad y la depresión, entonces hay una desventaja desde la alimentación que influye en el aparato psíquico”, resaltó.

Sin embargo, la especialista señaló que si en algún momento las personas que provienen de una familia con elevado estatus económico y están acostumbrados a tener piscina, quincho, gimnasio y demás comodidades, se tienen que aislar en un lugar donde no tienen nada de esto, van a sufrir igual por lo que no poseen.

“Cada uno afronta su momento de crisis con lo que tienen. Hay un aspecto a tener en cuenta acá: el hecho de aumentar la ansiedad pensando en lo que no tengo. Cuando pase la crisis hay que trabajar con la falta de inteligencia emocional, con los aspectos de aforamiento, entender que puedo enfrentar la situación con lo que tengo, y no con lo que no tengo, así se va a aumentar la posibilidad de bienestar”, mencionó Petters.

Ante el aislamiento inminente es de vital importancia cuidar la salud mental, Petters recomendó que “la felicidad no está afuera, ni en los grupos sociales, hay que volver a sí mismos, estar en contacto consigo mismo, en estos tiempos, es una tarea difícil si es que no estuvimos entrenados en trabajar con meditación y respiración, y hay que entender que realmente esa es la fuente de felicidad y energía”.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.