spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
domingo, junio 13, 2021
10.7 C
Asunción

El Mercosur muestra su inutilidad…
E

/

/

…mientras la UE contrata 1.800 millones de vacunas Pfizer hasta 2023

Estamos empezando a hartarnos sobre la oscuridad que cubre los mecanismos de compra de vacunas que nos llegan cada vez que a alguno de los fabricantes le sobra alguna partida. Ya se sabe que las negociaciones las deben encabezar los gobiernos, pero eso, en lugar de aclarar las cosas, las obscurece. Una comunicación interrupta del Ministerio de Salud nos dejó colgados sobre la identidad de una “trader” o empresa comercial a través de la cual recibiríamos dos millones de la vacuna fabricada en la India.

¿En qué quedamos, es una operación gobierno a gobierno o a través de un intermediario que se llevará su parte?

Europa, mientras tanto, ejerce su carácter de Unión haciendo pesar su monstruoso valor de mercado para golpear el mostrador y lograr resultados. Hace un par de días, la Comisión Europea presidida por la alemana Ursula Von der Leyen -de la Escuela de Medicina de Hannover-, cerró con Pfizer/BioNTech un contrato para la provisión de 1.800 millones de dosis de la vacuna mejor considerada por los científicos y que cubrirá hasta 2023 las necesidades de inmunizantes del bloque. La operación tuvo en cuenta no solo la calidad comprobada de las vacunas sino también la fiabilidad de la cadena de producción de la empresa, factor clave para cerrar un trato a dos años.

Aquí se muestra el peso de negociar en bloque. Ninguno de los integrantes de la UE ha necesitado actuar por su cuenta y eso explica la enorme cantidad comprometida en el contrato.

Tal vez este “detalle” sea el que, por comparación, movió al Canciller Euclides Acevedo a considerar “poco solidario” al Mercosur en momentos tan amargos como la pandemia y la necesidad urgente de vacunas de cualquier procedencia. El calificativo es certero e ilumina una condición evidente del Mercosur: su inexistencia como instancia eficiente para abordar en bloque asuntos de fondo. Su multitudinaria burocracia y su muchedumbre de “parlasurianos” quedan en evidencia en su incapacidad para constituir, al arranque de la pandemia, un comité de emergencia con el cual zanjar inequidades en la lucha contra un enemigo despiadado. ¿Y queremos parecernos a la Unión Europea, cada uno por su lado?

Mientras el Gobierno, en tanto, se encierre en el silencio y no responda cómo se compran las vacunas, las suposiciones seguirán reemplazando a la información. Y eso es grave.

Seguí leyendo