spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioActualidadMedio AmbienteEl extraño fenómeno que iluminó el cielo de México

El extraño fenómeno que iluminó el cielo de México

Categoría

Fecha

Un fuerte terremoto de magnitud 7,1 con el epicentro cerca del balneario de Acapulco provocó escasos daños el martes en la noche en el centro y sur de México, a pesar de la intensidad del sismo

Tras el incidente, ocurrió un extraño fenómeno en el cielo, unos destellos de luces extrañas similares a tormentas eléctricas provocaron que muchos pensaran que se trataba del fi n del mundo.

Usuarios de Twitter publicaron docenas de videos del fenómeno, lo que provocó una tendencia bajo el hashtag #apocalipsis. En las imágenes, los destellos aparecen poco después de que el suelo comienza a temblar, iluminando colinas previamente oscurecidas detrás de la bahía del océano y, en un momento, parecen bañar edificios en la costa con una luz brillante.

La ciencia explicó este acontecimiento tan llamativo afirmando que cuando las piedras de la corteza terrestre como el basalto y el grabo tienen pequeñas imperfecciones en sus cristales y la onda sísmica golpea las capas tectónicas, esa fricción emite las cargas eléctricas que produce estas luces en el cielo.

El fenómeno natural se llama triboluminiscencia o luces de terremoto y está documentado en la literatura científica desde los años 1.600 en distintos sismos. La gama de colores que puede apreciarse, según los registros históricos, va desde los tonos azules, violetas o blancos.

EL TERREMOTO
El temblor se produjo a las 20.47 hora local (01.47 GMT), con el epicentro a 11 kilómetros al suroeste de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero, según indicó del Servicio Sismológico Nacional, que en un informe preliminar había informado de que el sismo era de magnitud de 6,9.

El gobernador de Guerrero explicó que el sismo se «sintió muy fuerte» y la gente está «bastante alarmada». En el municipio de Coyuca de Benítez, cercano a Acapulco, donde se produjo el único fallecido, se pudo apreciar la caída de estructuras metálicas y cristales rotos en algunos establecimientos, además del desmoronamiento de una parte de una fachada de una vivienda.

La alcaldesa de Acapulco, Adela Román, anunció que se habían producido crisis nerviosas entre la población y «derrumbes no graves en la zona costera y muchas fugas de gas, pero sin víctimas que lamentar».

El Centro de Alerta de Tsunamis de la Secretaría de Marina notificó que no se espera
la generación de un tsunami en la zona costera.

CIUDAD DE MÉXICO EN ALERTA
El terremoto activó la alerta sísmica en la Ciudad de México, donde miles de personas salieron de casas y edificios como medida de seguridad y prevención, y donde en varios barrios se han producido cortes de electricidad.

«El secretario de Seguridad Ciudadana (Omar García Harfuch) está sobrevolando (la ciudad). Hasta el momento no se reportan daños graves. Seguimos informando», indicó la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en un mensaje en Twitter.

Por su parte, Protección Civil de México señaló que en el Estado de México y en Oaxaca se activó la alerta sísmica y los protocolos de revisión y de auxilio a la población.

Mientras que en el estado de Michoacán se llevaron a cabo recorridos de revisión, al igual que en el estado de Morelos. En tanto, en el estado de Veracruz hubo evacuación de edificios y viviendas y en Tlaxcala recorridos de verificación, misma situación que en el estado de Puebla e Hidalgo, sin reporte de víctimas ni de afectaciones mayores en ninguno de estos estados.

El sismo de esa noche ocurrió en la misma fecha en la que hace cuatro años -el 7 de septiembre de 2017- se registró un terremoto de magnitud 8,2 el cual tuvo su epicentro
en el Golfo de Tehuantepec y afectó principalmente los estados de Oaxaca y Chiapas,
donde 98 personas perdieron la vida, 78 de ellas en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en
Tabasco. Aquel terremoto tuvo su epicentro en Chiapas (sureste), mientras que el terremoto del 19 de septiembre de 2017, de magnitud 7,1 y con epicentro entre Puebla
y Morelos (centro), dejó 369 muertos, 228 de ellas en Ciudad de México. EFE