domingo, febrero 25, 2024
28.7 C
Asunción

El éxito de Univerano

No conozco ni viví de cerca lo que fue el periodo de dictadura en mi país, solo cumplía 3 años de edad  en 1989 cuando se dió el golpe de estado  que terminó con el gobierno de Alfredo Stroessner. En este 2024 me tocó escuchar y conocer algo más de lo que fue el Paraguay ayer ya que el evento “Univerano”, organizado por la fundación Libre y el apoyo del Areópago cordillerano además de otras organizaciones, instituciones y empresas abrió sus aulas para conocer más acerca de lo que han sido estos 35 años de democracia, mismo tiempo que duró la última dictadura en nuestro país. También para ver en perspectiva luego de 35 años, los mismos de la dictadura, cuánto hemos avanzado y que nos falta para mejorar esta siempre imperfecta democracia. 

Varias personas de distintos ámbitos de la sociedad han dedicado su tiempo y palabras para lograr entender dónde estamos parados y a donde debemos mirar de ahora en adelante. Una gran cantidad de personas acompañó en Caacupé, Piribebuy, Atyrá y San Bernardino la gran fiesta de la cultura paraguaya en el verano. 

 

Hemos cumplido más de 3 décadas en un sistema político que necesita más allá de la participación del ciudadano, que este, esté preparado para absorber y responder bien a las realidades que tenga nuestro país no solo a nivel político sino familiar, empresarial y en cualquier lugar donde existan personas aglomeradas. Somos el demos y controlamos  el poder o la cracia, lo hacemos más allá de poder sufragar o votar por quienes creamos harán bien las cosas con el intercambio de ideas.

Y/o pareceres acerca de cómo veamos que se hacen las cosas desde el poder o la administración pública. Se criticó mucho la falta de ciudadanía y el pésimo legado de la dictadura en materia educativa cuyos efectos aún lo sentimos. El Dr. Benjamin Fernández Bogado creador de este singular encuentro dijo que “Stroessner cometió un genocidio educativo habiendo invertido un criminal 1% en 35 años para la educación”.

Una  democracia que pertenezca  a toda la ciudadanía paraguaya es la tarea  y debe preocuparnos y hacer que nos integremos para saber los planes y pretensiones existentes con el presupuesto general de gastos, un rubro que nos pertenece porque viene del bolsillo no solo de las “autoridades” sino del peatón, el vecino, el chofer de transporte público y las personas que trabajan en nuestros empleos y universidades.

Recuperar el entusiasmo

Lo llamativo de esta realidad es que nunca antes el país ha tenido un periodo tan largo de democracia y los avances no son percibidos de la misma manera entusiasmante de los primeros años.  Son 35 años de democracia en  libertad y sin censura, opresión o cualquier tipo de abuso de poder que pasó el paraguayo ayer.

Ahora ya estamos entre personas adultas y conscientes de cómo debe actuar el estado para con los civitas o ciudadanos. Si bien es cierto que hemos tenido varios gobiernos desde la década de los 90 del siglo pasado  hasta ahora, la democracia desde la gestión del poder no se ha podido llevar bien a cabo porque según algunos entendidos del tema es “una democracia sin verdaderos demócratas”.

Personas que simpatizaban con el régimen pasado que continúan hasta hoy día y por dicho motivo tenemos hasta ahora todavía casos de corrupción desde el Estado que destruyen el sentido de democracias y la ponen en riesgo por el peligro de volver a dictaduras mediocres y groseras cómo las que existieron no solo en Paraguay sino también en otros países del mundo. La constitución y las leyes  se han hecho de este sistema para que sus políticas funcionen bien para el habitante de la nación democrática que puede presentar complicaciones y desperfectos cómo cualquier creación humana más no tenemos porque ni debemos destacar lo que no se hizo o haga bien sino proponer soluciones a esas fallas que deben ser controladas, eliminadas y no repetidas para asegurar la vida de sistemas. Las mismas  que garanticen el poder reunirnos con quien sea, donde y cuando sea y poder disentir con las formas de nuestros gobiernos. Univerano nos enseñó que la democracia vale la pena asumirla como compromiso colectivo. Ahora viene el bonus track en Yataity el viernes 16 e Iturbe el sábado 17. Dos encuentros en el departamento del Guairá en la expansión del gran proyecto que lleva 10 años de ejecución.

Más del autor