spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
17.7 C
Asunción

Educar en los EEUU

El hecho de ejercer el verbo educar tiene distintas configuraciones en varios puntos del globo. Martha Wahlen es una educadora paraguaya con varios años viviendo y educando en los EEUU, Nación, que además de cambiar su estilo de vida también la ha obligado a cambiar y entender los códigos y normas diferentes a las que existen en el Paraguay u otro país. Para ser maestro en esa Nación debe tener por los menos 24 años, haber estudiado unos 4 años una licenciatura en la universidad al que podría agregarse unos 2 años más para maestría y otros tres para el doctorado. Hay que agregarle tiempo clases en pedagogía y prácticas presenciales por un año bajo tutoría de un maestro.

El maestro graduado y listo para enseñar gana 37 mil dólares al año de eso habría que deducir un 33% de impuestos. Según la docente es difícil para una persona con hijos y soltera poder vivir con ese dinero.

Jubilación a los 60 años
En los EEUU la jubilación del maestro está permitida al llegar a los 60 años o 30 de ejercicio y ahí uno se jubila con el 65 % de lo que ganaba en su tiempo final de educador.. Su hijo que ha entrado a enseñar también en el sistema educativo y deberá enfrentar los costos de la seguridad social y de salud.

De los 190 días de trabajo al año solo pueden faltar 5 días. Por eso es necesario la compra de un seguro. Aunque estos datos forman parte del modelo de educación en los EEUU otro número que se encuentra en la realidad educativa es que 110.000 maestros enseñando en sus escuelas de South Carolina se quejan por la baja remuneración que tienen además del deficiente apoyo profesional, reconocimiento, un entorno desafiante y en ocasiones hasta inseguro. Marta Wahlen enseña en Greenville en la secundaria Berea al que acuden muchos hijos de inmigrantes latinoamericanos.

Rescatar la educación
El educar del latín educare es un verbo que se conjuga con las oportunidades que un buen sistema debe brindar a todos . Marta Wahlen concluye que el ser maestro no es un negocio en los EEUU dado el poco monto de dinero que se gana y la jubilación con la que se termina. En los Estados con presencia sindical más fuerte, los salarios y beneficios son mayores. En su Estado no permiten sindicalización del sector docente con lo cual los beneficios son menores.

La vocación de enseñar es lo que inspira a esta maestra el ir a su escuela a trabajar todos los días al tiempo de resaltar el escaso reconocimiento social al docente como ocurre en países asiáticos. Apuntó que «de mártir no se vive en un país con una profesión que da 7 semanas de vacaciones al año». Tiempo en el cual tampoco se descansa lo suficiente por tener que estar produciendo, estudiando y proyectando para sus alumnos cuando se retorne a clases

EEUU vive una crisis en su educación en general y esta maestra compatriota lo vive diariamente en sus bien equipados colegios hasta donde se proyecta la crisis social que vive ese país.

Más del autor