miércoles, mayo 29, 2024
7.2 C
Asunción

Dublín en crisis

En estos días hemos amanecido  con malas novedades desde Irlanda, porque su capital Dublín tuvo incidentes desagradables desarrollados según las autoridades de seguridad por hooligans de extrema derecha anti inmigrantes. Luego de otro triste hecho de 5 personas heridas por arma blanca, una mujer, tres niños que se encuentran hospitalizados, luego del lamentable hecho propagado por el hombre que también decidió lastimarse, luego de haber dañado a los niños y mujeres.

Algunos titulares en la red dicen que: La policía arresta a 34 personas en Dublín mientras el primer ministro dice que los alborotadores trajeron “vergüenza” a Irlanda.

País con una fuerte conexión con Paraguay por lo que fue la unión de la holandesa Madame Lynch con el paraguayo Mariscal Francisco Solano López y varias otras coincidencias de la población irlandesa con la paraguay que esperemos no se asemejen a lo que han hecho ayer en su capital. Son  importantes las cicatrices que ha dejado la manifestación de la “extrema derecha” descontrolada. Cosa similar ha ocurrido en  otros países donde han tenido una derecha descontenta con sus condiciones de vida y el trabajo de sus políticos, que se han reflejado en la destrucción de espacios y símbolos públicos. 

Posturas que deben pasar por un filtro mental antes de explotar para meditar las formas de protestar y si realmente son las más efectivas para lograr establecer sus posturas ante lo que les moleste o inquiete.

Algo común entre cualquier grupo social es que es normal que presente su incomodidad ante cualquier trabajo de su gobierno o actitud de su sociedad ante lo que estén en contra.

Días de furia

Por varias noches los grupos continuaron incendiando autobuses y tranvías y saqueando tiendas en una de las calles más famosas de Dublín, O’Connell Street.

El comisionado de la Garda, Drew Harris, dijo en una conferencia de prensa en la capital irlandesa el viernes que varios agentes de policía irlandeses resultaron heridos en un enfrentamiento con el grupo que irrumpió en la escena del crimen en Dublín el jueves por la noche.

Se reportó  que un oficial resultó gravemente herido y que “muchos otros miembros resultaron heridos” cuando les lanzaron misiles. Un acontecimiento de serias consecuencias que ahora nos hace ver cómo el mundo observa y analiza la mente irlandesa y su proceder ante lo que le molesta y sobre todo evitar repetir acciones que puedan destruir infraestructuras y propiedades públicas,  o lo más importante que son las vidas y salud humanas, que valen y son todo siempre.

Nos toca presenciar con preocupación  cómo parte del mismo mundo y la condición de seres vivos del planeta que  desea lo mejor a este país europeo en su recuperación y sobre todo para el control mental y previa reflexión antes de manifestar sus molestias, haciendo uso de medios pacíficos que finalmente son más efectivos porque de esta forma aterriza mejor el mensaje en la mente de quienes se busque incidir. La crisis de las identidades sigue siendo el combustible que acelera estos choques como ya lo había anticipado el politólogo Samuel Huntington.

Más del autor