jueves, julio 25, 2024
18.2 C
Asunción

Drama cultural de los desplazados

El conflicto político y económico continúa generando la mayor crisis de refugiados a nivel mundial. Con más de 6 millones de personas desplazadas dentro de Siria y más de 5 millones de refugiados viviendo en países vecinos como Jordania, Turquía y el Líbano, la mayoría en condiciones de extrema pobreza.

En este país que sufre las desgracias de guerras en tiempos de paz se dio un error humano desde una de las organizaciones que busca a través de su trabajo y título fortalecer y afianzar la paz. La Organización Mundial de la Salud (OMS) fue destacada por haber tenido a sus funcionarios, riendo y bailando en videos filmados por ellos mismos y subidos a las redes que generó el rechazo social a nivel global.

Problemas serios
La intransigencia cultural del talibán hacia la cultura budista en Afganos los llevó a colocar dinamita en el lugar donde se encontraban las estatuas y destruirlas por ejemplo y el golpe que hacen a la mujer para que obedezcan sus parámetros de vida.

La delegación de la OMS en Siria retrocedió rápidamente. En Twitter, se justificó por querer “promover la solidaridad, la determinación y un futuro más saludable para todos”. Pero el equipo eliminó el clip unas horas después de que se conectará, después de “reacciones” de que la secuencia “no representaba mejor el mensaje deseado. “No es muy maligno, suena como un pequeño regalo para la dieta” ven palabras de una representante anterior de la delegación de la OMS en Siria, Elizabeth Hoff.

Es poco probable que este último fracaso restaure la imagen de la ONU entre una buena parte de los sirios, que lo acusan de estar desconectada de la realidad.

La imagen de cinismo, desconexión y falta de compromiso socavan la credibilidad de las instituciones y agravan las condiciones de los migrantes, excluidos y perseguidos. Hay que cuidar los detalles también.

Más del autor