Connect with us

Suscribirse

Social

Depresión, una batalla que se gana de a dos

El término depresión se ha vuelto muy frecuente en los últimos tiempos, y no precisamente para bien y es que esta enfermedad afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud.

Cada 13 de enero se recuerda el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, una enfermedad que afecta a cualquier persona y no discrimina edad, estrato social o género.

Luis Taboada, director de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, comentó que hay que entender esta patología cuando las personas dejan de hacer las cosas que solían hacer, comienzan a aislarse, disminuyen su funcionalidad de lo que hacen a diario, se presentan alteraciones en el sueño, trastornos en la alimentación, pues todo eso engloba la depresión, no solamente la tristeza.

“La pandemia fue un factor precipitante de episodios depresivos en personas que no lo padecían o agravante para las que lo padecían. El aislamiento fue un factor de estrés durante el 2020 y se mantiene en el tiempo con el desgaste que eso conlleva”, señaló el especialista. 

Agregó que los números en Paraguay se evalúan a nivel de otros países en el mundo, por lo que están trabajando en mejorar los datos y algunos indicadores para conocer con mayor rapidez los nuevos episodios depresivos que se van presentando.

“Quiero hacer énfasis en toda la población en los cuidados que deben tener ante los síntomas que mencionamos, puesto que la pandemia se convirtió en un escenario para el desarrollo de la enfermedad, sobre todo para las personas con comorbilidad o patologías de base”, refirió.

Invitó a escuchar a las personas que te rodean y que notes si existe algún cambio. De ser así, el primer paso es acercarse, hacer una pregunta, pues hablar con colegas, amigos, parientes es útil y promover o facilitar la consulta psicológica.

“Con la pandemia las personas se acercaron más a la psicología, hubo más conciencia de ir a consulta, entendieron que la salud no solo es la física, sino que es un conjunto. Hay que acompañar a ese familiar que empieza a tener cambios, que ya no habla más, que se aísla, que deja de hacer actividades con amigos, acerquémonos, alentémosles a consultar con profesionales”, concluyó el doctor.

Es importante señalar que no todas las depresiones presentan los mismos síntomas ni la misma gravedad, varían en función del individuo y sus circunstancias.  

Las investigaciones relacionan la depresión con una baja producción de neurotransmisores como la serotonina, mientras que otros estudios han evidenciado el hecho de que los hijos de padres depresivos tienen mayor probabilidad de padecer depresión que aquellas personas que no presentan antecedentes familiares, por lo que existe también un componente genético.

De cualquier forma se puede tratar acudiendo a un experto en psicología o psiquiatría, el cual realizará diversas pruebas para descartar otras enfermedades físicas que presentan síntomas parecidos a la depresión.

 

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Juan Martínez, Fabrizio Meza, Lisandra Aguilar.

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente