martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

De terapias y engaños

El oficio de terapeuta consiste en compartir actividades e ideas para desarrollar las habilidades que necesitan sus pacientes sea cual sea la necesidad, carencia o malestar que presenten. Es un empleo que no se trata solo de hacer ejercicios para recuperar la función que fue perdida por el paciente por una enfermedad o accidente sino de ayudarlo a recuperar todo lo que se pueda para llevar una vida mejor.

Me he accidentado en noviembre del 2011 y desde ese mes he formado parte de distintas terapias para intentar volver a quien era antes de chocar y tuve la oportunidad de conocer a muchas personas dedicadas a ser terapeutas.

Cada una con su particular forma de ser a quienes deseo lo mejor en la tarea de ayudar bien a sus pacientes han hecho un gran trabajo.  Hecho que no fue lo reflejado en Italia donde un psicoterapeuta italiano ha sido condenado a prisión por inducir falsos recuerdos.

Manipulación de los hechos

Un acontecimiento que puede servir para que nuestra justicia lo tenga en cuenta para vigilar y sancionar actitudes y trabajos brutales que no ayudan sino empeoran condiciones que quedan tan mal cómo lo identificado en Italia.

El hecho de asumir el estudio y empleo de ser y hacer terapias no es un chiste  y no debe ser tomado a la ligera sobre todo por trabajar por y para una de las cosas más importantes del ser humano, su salud. Todo eso  puede tener un costo para ajustarla o recuperarla más nunca debe inclinarse todo hacia allí porque el dinero no debe ser el motor de nada en especial lo que tenga que ver con la salud humana que debe ser cuidada bien tanto por pacientes, doctores, enfermeros y terapeutas. Todos deben trabajar en sincronía y bien para su verdadero jefe, el paciente, y no tanto para el dueño o consejo de propietarios de un centro médico Lo identificado en Italia se basa en una red de médicos, trabajadores sociales y políticos que inventaron testimonios de abusos y maltratos de al menos una docena de menores para lucrarse con las consultas médicas que cobraban al Estado y las cantidades que pagaban familias de acogida a las que iban tras conseguir separar a los niños de sus padres.Un trabajo diseñado cómo plan de misión imposible para lograr hacerse de dinero usando falsa identidad e intenciones de “ayuda” que terminaron siendo una mentira cómo la implantación de recuerdos falsos. 

La historia del caso italiano se encuentra en un medio francés que describe lo sucedido muestra el grado de manipulación y de engaño que rodea muchas veces esta actividad en países donde la cobertura es nacional y tiene altos costos. En nuestros países muchas de estas terapias se realizan de manera privada y con altos costos para los pacientes y familiares. Es la otra oara de esta noble tarea de quienes están comprometidos con la recuperación de la salud de pacientes que lo requieran. Dos caras de la misma moneda.

 

 

 

 

Más del autor