martes, enero 31, 2023
24.7 C
Asunción

Medicamentos contra la diabetes y el sobrepeso

Toda persona que padece problemas de salud consume remedios para regular los efectos de su dolencia una vez o toda la vida dependiendo de su problema. Uno de esos males frecuentes en el mundo se llama diabetes también conocida como la enfermedad silenciosa porque destruye nuestros órganos internos discretamente hasta terminar con la función de algunos hasta llevarnos a la muerte. Los hay de tipo 1 que son los de nacimiento y los 2 que se adquiere durante la vida. 

 

Ahora un medicamento gana la etiqueta de “milagroso” por curar la diabetes, se llama Ozempic. Un medicamento contra la diabetes que se utiliza junto con la dieta y el ejercicio para tratar a pacientes adultos con diabetes de tipo 2 que no se controla de forma satisfactoria. Puede administrarse en monoterapia a pacientes que no pueden tomar metformina. Los expertos dicen que no es un medicamento milagroso y hay que andar con cuidado. 

 

Ha llamado la atención recientemente porque celebridades como Elon Musk lo toman  e influencers de Tik Tok contaron que lo usan para perder peso en poco tiempo.

 

Andar con cuidado

El estilo de vida de una persona con diabetes cambia lo que exige aprender a comer alimentos saludables, mantener o lograr un peso saludable, hacer más actividad física todos los días y tomar sus medicamentos aun cuando se sientan bien.

 

Los datos en la práctica clínica han confirmado su eficacia ya sólo a los 4 meses de haber iniciado el tratamiento, si bien es a los seis meses cuando, dada la titulación inicial del fármaco para alcanzar la dosis de 1mg, se produce el máximo efecto. El costo no es barato supera los mil dólares mensuales y ya se encuentra en venta en los EEUU y pueden encontrarse en Foz de Yguazu.

 

Más todo lo que plantea solucionar algo en el campo médico también tiene su lado negativo;Entre los efectos secundarios más comunes de Ozempic pueden incluir náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago (abdominal) y estreñimiento.

 

Lo que ocurre  siempre con otros medicamentos que pueden servir o no para el consumidor que solo quiere sanarse cómo sea. Este ingresa dentro de esa categoría y muchos lo consumen sin tener diabetes solo para lucir una figura espigada. Hay que andar con cuidado con este tipo de medicamentos.- 

Más del autor