spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
32.7 C
Asunción
InicioActualidadSocialConvocan a mujeres a marchar contra la violencia

Convocan a mujeres a marchar contra la violencia

Categoría

Fecha

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer por el asesinato de las tres hermanas Mirabal, registrado en República Dominicana el 25 de noviembre de 1960, por órdenes del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo.

La fecha fue establecida en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, celebrado en Bogotá, Colombia en 1981.

En esta fecha, la articulación feminista de Paraguay convoca a una marcha contra todas las formas de violencia de género bajo el lema “Por nuestras vidas volvemos a tomar las calles”.

El encuentro será a las 17:00 en la Plaza Uruguaya desde donde se dirigirán a la Plaza de la Democracia. Allí, las distintas organizaciones que conforman la articulación darán lectura del manifiesto para luego dar lugar a intervenciones artísticas.

“Este tiempo de pandemia afecta y violenta la vida de las mujeres, la precariedad nos violenta especial y terriblemente. La ausencia de políticas públicas de protección integral nos vulnera y expone. Ante la difícil situación hoy estamos aquí juntas para anunciar que este 25 de noviembre retomaremos la lucha en las calles por el cumplimiento de nuestro derecho a una vida libre de violencia”, dicta el documento de convocatoria.

La misma articulación denunció el recrudecimiento de la violencia, negligencia del Gobierno e impunidad para los agresores e igualmente la falta de programas de reinserción laboral para las mujeres que perdieron sus trabajos durante la pandemia, en específico para las trabajadoras sexuales, además de la ausencia de protocolos para las trabajadoras domésticas.

“Nosotras hemos perdido nuestros trabajos, tuvimos que realizar hasta triples jornadas de trabajo: el trabajo pago, el doméstico y de cuidado, y la educación virtual. Nosotras sentimos en nuestras vidas el fuerte golpe de la precarización”, aseveraron.

Según información divulgada por este colectivo este año se registraron 34 víctimas de feminicidios.

EL ANÁLISIS
Paraguay tiene en sus venas muchas problemáticas sociales, entre ellas es el machismo, que puede ocasionar en las mujeres situaciones de todo tipo de violencia y hasta la muerte.

Con respecto a este día, la doctora en psicología y ex directora del Observatorio de la Mujer, Raquel Iglesias, afirmó que las evidencias de sus investigaciones revelan que el conocimiento del fenómeno de la violencia en los operadores de la Justicia es insuficiente, lo que hace que se sostenga la violencia institucional y estructural.

Asimismo, las cifras de su indagación exponen que el 94% de las víctimas de feminicidios en Paraguay son madres y las mismas dejan un promedio de 2 a 4 hijos huérfanos (2017-2021), el 55% de los agresores tienen antecedentes por violencia (denunciadas o no) por homicidio, desacato, orden de alejamiento, exclusión del hogar, violencia física, etc. y el 90% de los feminicidios se producen en comunidades socioeconómicas vulnerables y muy vulnerables, que pertenecen a asentamientos y viviendas muy precarias.

La doctora afirmó que cambiar esto no es tarea fácil porque el pensamiento machista está muy internalizado de forma consciente e inconsciente. Sin embargo, señaló que esto se debería de tratar desde los centros de pensamiento, como las universidades, porque se deben de formar con nuevos juicios a los profesionales, entre ellos psicólogos, periodistas, los abogados, quienes son los que están en el tratamiento de estos casos en la Justicia, a los futuros jueces, personas que se dedican a la opinión.

“Ahí hay un trabajo enorme que creo yo que tendría que haber un movimiento de nuevos pensamientos y miradas más críticas. Además de exponer que las prácticas culturales que hoy en día sostienen la violencia y la injusticia. Si no somos conscientes de eso, estos hechos van a seguir”, sentenció.

Igualmente, indicó que lo mismo debe darse en las escuelas y debe existir el diálogo de la convivencia democrática porque estas formas de actuar, de faltar el respeto a las leyes, a los derechos de los niños y a las mujeres, también tiene que ver con el concepto de los pensamientos autoritarios.

“Si fuésemos más conscientes de que estamos en Estado de derecho, en el que hay normas, leyes y derechos para la convivencia, sería muy normal que la gente cumpla con sus deberes. Pero falta esa educación”, finalizó.