lunes, mayo 20, 2024
12.1 C
Asunción

Condena bizarra

Estamos habituados a informarnos o conocer condenas que tengan que ver con el;

 

  • terrorismo.
  • Traición.
  • Incendio provocado.
  • Asesinato.
  • Violación.
  • Robo y secuestro.
  • Tráfico de drogas o armas.
  • Posesión de armas de fuego por personas con condenas previas.

Más una condena que tenga que ver con el semen y donarlo ya es algo extraño. En Holanda, la justicia condena al ‘Superdonante’ a no volver a donar su semen. Jonathan Meijer sería padre de al menos 550 a 600 niños nacidos de sus donaciones, hechas en desafío a la legislación holandesa, que establece un límite de 25 niños. Su defensa denuncia una “castración legal”.

A Meijer lo bautizaron cómo el “superdonante” por la cantidad de personas que fueron concebidas por su donación.

Es una llamada de atención para con las formas naturales de hacer una vida humana y cómo responde la justicia a lo que en algunos casos puede desarrollarse con las donaciones.

La Fundación Donorkind, que defiende a los niños holandeses de las donaciones, y los padres presentaron una denuncia contra él y exigieron que el tribunal ordenará al acusado que detuviera sus prácticas. El juez falló a su favor citando el bienestar mental de las familias y el “bienestar psicosocial” de los niños que descubrirán que tienen “cientos de medio hermanos y medias hermanas”.

Severas acusaciones

Jonathan Meijer ya había incumplido, en 2017, la legislación holandesa, que fija un límite máximo de 25 hijos por donante. Se estimó en ese momento que había favorecido el nacimiento de un centenar de bebés. Meijer señaló que él mismo provenía de una familia muy numerosa. Habló de su deseo de ayudar a las parejas estériles y del derecho de todas a dar a luz. Una bendición que pocos tienen, qué es la de formar, construir y sostener una familia o equipo de personas en el primer y más importante círculo social de cualquier comunidad de seres vivos.

Una curiosidad que ahora es información en la red internacional y al ser una que tiene que ver con la vida, merece un espacio en un medio de comunicación para seres humanos que respetan y festejan la vida.

El viaje más importante siempre para todos siempre que demanda siempre el cuidado del dueño de la vida y su entorno. Siendo esta la mejor muestra de amor que recibimos y podemos dar a nuestras familias. De todo peligro que existe fuera y dentro de nuestro cuerpo.

Donde hay y empiezan a desarrollarse vidas humanas que en algunos países cómo China están empezando a disminuir su presencia por el descenso de la población quizá signifique una invitación para que el holandes visite estas latitudes y continue su donación en lugares que no están con la posibilidad de tener la fertilidad suficiente. Claro, en tono de broma.

Más del autor