spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
jueves, septiembre 23, 2021
25.7 C
Asunción

Comicios y premiaciones

La situación con respecto a las virtudes de cada uno de nosotros tendría que ser una prenda no solo de orgullo personal, sino también de recompensa cuando se trata de comicios. 

Cuando hablamos de que alguien plebiscita su nombre tendríamos que estar premiándolo por su honestidad, sus diligencias, su resiliencia, su capacidad de gestionar, pero sin embargo, si seguimos dando nuestro apoyo a aquel que tiene todos los antivalores en su persona y que sabemos perfectamente que nos va a decepcionar; el hecho que finalmente acontezca eso es una responsabilidad mucho más de nosotros que de ellos.

Cuando plebiscitemos las virtudes y marginemos los antivalores, en ese momento podríamos decir que la política se enderezará hacia el bien común y no al provecho particular y personal de unos cuantos sinvergüenzas reiteradamente reelectos por alguien o por algunos iguales a ellos.

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor