jueves, junio 20, 2024
28 C
Asunción
InicioActualidadCiudad del Este minada por comercio irregular de vapeadores

Ciudad del Este minada por comercio irregular de vapeadores

Categoría

Fecha

Cigarrillos electrónicos o vapeadores inundan Ciudad del Este y acaparan vitrinas de infinidad de comercios, se han introducido en shoppings, galerías, pequeños kioskos, hasta copetines. Pero la gravedad no se traduce en la expansión sino en las normativas sanitarias y aduaneras burladas para introducir estos vaps / pod, principalmente Made in China con un porcentaje de Nicotina (sustancia adictiva), superior al establecido por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

En este contexto gran expansión, cabe recordar que comercios de Asunción comenzaron también experimentar la fiebre de venta de cigarrillos electrónicos de Ciudad del Este con los mismos vicios en cuanto a omisión en el cumplimiento de normativas de Salud Pública.

La Resolución número 630 del 2019 del Ministerio de Salud establece medidas sanitarias de protección a la Salud de las personas en relación a los cigarrillos electrónicos, vapeadores, vaporeadores y otros sistemas similares de administración de nicotina que son vilmente vulnerados ante el fracaso de los controles de importación. Según la disposición, los productos solo podrán entrar al mercado local con autorización de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa), así también deberán estar inscriptos ante la DNVS cumpliendo con los requisitos establecidos.

Para la inscripción de los cigarrillos electrónicos y demás productos mencionados la Dinavisa dispuso la resolución 153/2021 que en su página 9 señala que el porcentaje de nicotina no puede exceder el 2%. Este requisito es olímpicamente ignorado y como se puede ver en las imágenes los productos contienen 5% de nicotina transgrediendo de esta forma las normas sanitarias lo que sugiere también un esquema de contrabando que ayuda a introducir al mercado insumos que no cumplen los requisitos.

La resolución 630 de Salud también estipula que la venta de cigarrillos electrónicos, vapeador, vaporeador y cualquier otro SEAN/SSSN y sustancias utilizadas con los mismos deberá realizarse, exclusivamente, en lugares y puntos de venta de los establecimientos habilitados por la Dinavisa. Sin embargo, en Asunción como en Ciudad del Este se puede ver estos productos en todo tipo de locales que comercializan alimentos, electrónica, supermercados, etc a merced de menores de edad, cuando la venta está prohibida a la población que no haya cumplido los 18 años.

Las exigencias de Dinavisa estipulan además un alto estándar de calidad en el manejo del stock y comercialización. Las instalaciones deben contar con equipos que permita controles fisicoquímicos, microbiológicos, el almacenamiento debe hacerse bajo riguroso control de temperatura, etc. Todo esto parece pasar desapercibido y la comercialización se expande como puede, sin mayores requerimientos.

Mientras tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta sobre la desprotección de 2 mil millones de personas en el mundo frente a los cigarrillos electrónicos.

Los ingresos de estos productos que burlan normas sanitarias generan un alto perjuicio en evasión de impuestos que ronda el 60% sobre el valor CIF de importación considerando que la estructura del despacho incluye un 14% de arancel aduanero, 1,9% de tasa portuaria, ISC 22%, IVA 10%, entre otros como honorarios de despachante y demás obligaciones tributarias

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.