viernes, febrero 23, 2024
26.7 C
Asunción

Centralizar la mirada en las mujeres

Es cierto que hoy día el individualismo tiene mayor presencia y destaque que lo colectivo. Cuando es pensando y trabajando entre todos por un proyecto común que los intereses particulares cobran fuerza y trascienden más allá de lo que pretendamos alcanzar solos.

Entre los grupos sociales que últimamente se destacan no tanto por trabajar juntos sino por ser o seguir siendo víctima de abusos, desprecio y misoginia son las mujeres.

Ellas  forman parte de un género de suma importancia para la humanidad porque no hay otro que tenga o muestre su capacidad y fuerza natural para vivir y enfrentar con naturalidad, creatividad y fortaleza lo que se le presente. Desde tener que experimentar la menstruación, hasta concebir una vida en su interior para luego ser a veces la única responsable de la misma una vez concebida por la madre.

Mucho por avanzar

En Iberoamérica tenemos voces entrelazadas en economía, ecología, cuidados, ciencia y espacios de poder. que nos deben servir para explorar y entender por qué y para qué existen estos grupos humanos. Imagino que no tendrán malas intenciones para con la especie que pueden crear en su vientre. sino ideas y propósitos que sirvan y ayuden a todos con la misma paz y ecuanimidad, confianzas, seguridad y respeto con la que buscan ser tratadas.

Naciones Unidas señaló el 25 de noviembre como día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Si el 8 de marzo ocupa en el calendario un espacio destinado a la reflexión de los avances de las mujeres y tiene tanto de reivindicación de lo alcanzado como de indicador de lo que aún queda por hacer, el 25 de noviembre reserva su mirada a la denuncia, la reflexión y el análisis sobre los distintos tipos de violencia que reciben los cuerpos y las psiques de las mujeres por el simple hecho de serlo.

La Secretaría general iberoamericana reafirma su compromiso inquebrantable en la lucha contra la violencia hacia las mujeres, un desafío que sigue siendo central en nuestra región y en el mundo entero. Recordamos con profunda tristeza y respeto a las hermanas Mirabal, quienes pagaron el precio más alto por oponerse valientemente a la dictadura de Trujillo en 1960 en Dominicana. En su homenaje, el 25 N es un día de memoria, conciencia y lucha”, indicó la diplomática mexicana y secretaria de la cooperación iberoamericana, Lorena Larios.

Así cómo varios grupos humanos de personas han logrado establecer su agenda en la política, educación, economía y cualquier campo humano, cómo las personas de tez oscura, los orientales y hoy día la gente que forma parte o se siente identificada con el grupo Lgbtq.

Un rol central

La mujer tiene ideas, fuerza física, intelectual y moral para enfrentar cualquier desafío que los hombres por hábito, costumbre o comodidad no queremos dejar de hacer y confiar a nuestra compañera, hermana o esposa para que aporte también lo suyo en tareas humanas. Las mismas que pueden funcionar o evolucionar con la integración de todos en el todo.

La reflexión sobre la violencia contra las mujeres ha de ser consciente y centrada para evitar que la letanía de cifras se convierta en un ruido de fondo que se integra y se normaliza en el tiempo que tenemos para vivir conociendomos bien entre todos los seres humanos que si pensamos bien lo que necesitamos entre todos en el planeta se puede equilibrar y concentrar esa energia mal canalizada odiando y maltratando el genero femenino.

El 76% del tiempo de atención a las personas dependientes recae sobre las mujeres. Si se le aplicasen las mismas condiciones que a un trabajo remunerado, la cifra sería el equivalente al 9% del PIB Mundial.

Por este y muchos otros motivos debemos tener cuidado con las formas en que nos comuniquemos y tratemos a las mujeres que nos rodean. No verlas solo cómo una generadora de entretenimiento, placer o alegría, sino cómo una compañera o líder que pueda responder seriamente a las demandas que presente un grupo humano en particular.

Más del autor