domingo, febrero 25, 2024
26.1 C
Asunción
InicioEditorialCaminando por la cornisa

Caminando por la cornisa

Categoría

Fecha

El 45% de los paraguayos toleraría un golpe militar si la corrupción se agrava

La cadena de atentados en el norte de la región Oriental ha contribuido fuertemente a enrarecer la atmósfera política y social. La idea de un país inerme frente al delito organizado es algo más que una sensación al tiempo que los cadáveres se apilan en la morgue y la impotencia ciudadana empieza a redireccionarse hacia autoridades que carecen de una respuesta convincente frente a la demanda de una mayor acción contra la violencia.

Contener el crimen cartelizado es un tema que debe ser sacado del campo de la beligerancia política. ¿Sobre que otro asunto de Estado podríamos estar todos más de acuerdo que en el combate a las mafias que se han encaramado en todos los niveles sociales, económicos y políticos? Cuidado con menospreciar esto porque si la dirigencia en función de poder sigue encerrada en su mezquino mundillo preelectoral, lo único que logrará es agravar el rechazo que ya padece en la ciudadanía, con umbral de tolerancia cada vez más bajo hacia los políticos de la vieja escuela.

Días atrás mostrábamos cómo el apego a las instituciones democráticas va disminuyendo en el Paraguay desde los albores de la vida democrática. En 2020 sólo el 51% de los paraguayos apoyaba la democracia mientras que a inicios de los 90 era del 61%. Transcurridos 30 años, en lugar de fortalecerse, la tendencia ha ido en disminución lo cual debe interpretarse como la debilitación del sistema democrático para dar respuestas satisfactorias a las demandas más urgentes. En cambio, ha ido en aumento el indicador de hastío de los ciudadanos hacia los políticos. El reporte CIRD-USAID-Vanderbilt University daba cuenta de que en el periodo 2016-2017, el 68% de los consultados consideraba corruptos a los políticos, cifra que subió al 75% en la versión 20-21 del mismo informe.

Otra cosa que el reñidero político debería tener en cuenta es que sólo tres de cada diez paraguayos tiene confianza en las elecciones como herramienta democrática. Y un dato inquietante: un 45% de los consultados toleraría un golpe militar si la corrupción llegara a límites intolerables. Atención con esto, porque a la corrupción política se está sumando la inseguridad fogoneada por el crimen organizado ante la impotencia de un Gobierno incapaz de enfrentar con eficacia ambos fenómenos.

Cuidado. Estamos caminando por una cornisa cada vez más estrecha.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.