miércoles, abril 24, 2024
23.8 C
Asunción

Cambia, todo cambia

El chileno Julio Numhauser en 1982 compuso la música “cambia todo cambia” y se hizo popular en 1984 gracias a la voz de Mercedes Sosa. La canción habla sobre la necesidad de cambio y cómo el mundo dominado por gobiernos autoritarios lo reclamaba. Uno que no quedó atrás hace 50 o 40 años, sino vemos y experimentamos cambios todos los días en nuestras vidas, condición de salud, movilidad, empleo, medios y modos de comunicación con nuevo vocabulario, canales y todo lo que nos haga transmitir un mensaje; correos electrónicos, chats, redes sociales y casi cualquier conducto que podamos usar para enviar y recibir mensajes.

Hoy día muchos pueden ser enviados más no tenemos la seguridad de que hayan arribado bien al destino al que haya sido mandado, cómo una conversación cara a cara que podemos decir que se hace poco o ya no se hace más por la cantidad de cosas que tenemos por hacer o las distracciones que no nos permiten concentrarnos en un diálogo específico.

En el planeta que nos toca vivir hay cambios ocurriendo desde la década de los 70 hasta ahora cómo cambia nuestra contextura o apariencia con los años en el viaje de vida que hagamos, dependiendo de nuestra expedición y la forma con la que la hagamos.

El trabajo cambió

Ahora me doy y nos damos cuenta que una de las transiciones más importantes que el ser humano experimenta es en el trabajo;

David Blay, experto en teletrabajo dice: por qué trabajar las mismas horas que nuestros padres si tenemos tecnología para no hacerlo

La música de Numhauser empieza diciendo; “Cambia lo superficial, Cambia también lo profundo, Cambia el modo de pensar, Cambia todo en este mundo”. Y no se equivocó porque la mutación es algo orgánico en el tiempo entre los seres vivos que habitamos el planeta y al poblar el mundo, somos el hogar que habitamos.

Que hoy  esté bien y mañana no  depende de muchas cosas no solo  de las condiciones climáticas, desastres naturales o lo que produzca una gran transición en nuestra forma de hacer o pensar hacia las cosas y personas que viven con nosotros en nuestra casa.

 

Blay también dice que “Es evidente que mientras los  trabajadores buscan mayor flexibilidad, los cargos intermedios y directivos optan por lo contrario. Y eso está haciendo que se rompan las  relaciones laborales”

David Blay Tapia es periodista especializado en teletrabajo. Casi podemos decir que es un activista sobre el teletrabajo que propone soluciones a los problemas que tanto empresas como trabajadores puedan ir encontrando a la hora de aplicarlo.

Y, como especialista en trabajo remoto, también da ideas para que los legisladores puedan tener en cuenta cuando desarrollan sus normas destinadas a una sociedad que pueda teletrabajar sin trabas o problemas con los que se han encontrado muchas personas en los intensos tiempos de la pandemia y posterior a ella. 

Tendencies irreversibles?

Esos son momentos en los que las variaciones no concluyen sino siempre continúan y eso nos exige que debemos prepararnos para el cambio de la niñez a la juventud de ahí a la adultez y de este periodo a la vejez. 

Un difícil momento de la vida donde nuestras capacidades físicas o mentales ya no son lo que fueron alguna vez ayer y debemos reconocer eso y seguir para delante siempre si contamos con vida y salud, que cómo dice un amigo; “así ya soy millonario”, no me falta nada más, quizá solo una conversación real con alguien que no esté tan abrumado con las demandas laborales, familiares o de cualquier grupo social con el que nos toque relacionarnos. 

Es una verdad que el hecho de contar con una conexión a internet y tener un dispositivo que nos permita escribir, filmar, fotografiar o grabar algo, editarlo y compartirlo significa una enorme metamorfosis para quienes no tuvieron la oportunidad de estar en contacto con las tan criticadas pantallas y su entorno de asistencia cómo el teclado, mouse y parlantes de niños, adolescentes o jóvenes que debemos tener la consciencia de eso y ayudar a nuestros padres, abuelos y personas mayores que nosotros a entender  manipular bien estas herramientas de cambio, trabajo, estudio y desarrollo de proyectos. Muchos de ellos  tienen que ver con nuestro empleo, estudios o comunicación con nuestros compañeros, familia o “amigos” que se limitan a existir en esa lista de personas con fotos o imágenes que los identifica cómo incluso nombres que no existen en el registro normal de denominaciones más es cómo prefieren ser identificados en el cambiante mundo que incluso muta de su realidad a la virtualidad.  

El mundo ha cambiado como decía aquella canción de los tiempos duros de la lucha contra los autoritarismos.

Más del autor