martes, febrero 27, 2024
28.7 C
Asunción

Buitres en peligro de extinción

Nuestro mundo muta de distintas maneras, uno de esos cambios tiene que ver con algunos de  los seres vivos que vamos dejando de existir en el globo que ue por distintos factores vamos entrando a la triste lista de animales extintos.

En esa categoría se añade a las aves rapaces africanas. Varias especies han desaparecido en amplias zonas del continente y los científicos dicen que su desaparición conlleva riesgos desconocidos para los humanos.

Un ave rapaz es un ave de presa que caza a otras aves o animales para alimentarse. El término «rapaz» proviene del latín rapax y se refiere a las aves que se alimentan de otros animales.

Las especies de aves rapaces tropicales, incluidas el águila marcial, el bateleur y el azor cantor oscuro, han desaparecido de amplias zonas del continente africano en los últimos 40 años.

África tiene casi 40 especies de aves, que incluyen aves carroñeras, aves del grupo de las ratites y aves de presa.

Una riqueza que debe ser cuidada

Un continente cargado de una importante variedad de fauna terrestre, acuática y aérea. que deben tener condiciones ambientales seguras, sanas y cómodas para que puedan seguir existiendo y no terminar su ciclo de vida cómo algunas ya no pueden seguir adelante por ser víctimas de cacerías, cambio climático o porque el ser humano se hace de espacios que eran propiedad de estos animales.

El 40% de esas 42 especies estaban disminuyendo dentro de las áreas protegidas a un ritmo que las clasificaría como en peligro de extinción. De hecho, ya no tienen otro lugar adonde huir”.

Shaw, el especialista en el tema,  dijo que un estudio de 2015 sobre buitres africanos, encontró que muchos estaban en peligro crítico debido al envenenamiento y la persecución, fue la inspiración para una investigación más amplia.

Estudios cómo estos nos ayudan a tener una imagen clara de cómo viven o intentan vivir otras especies de vida en nuestra casa. Una que ya tiene a muchos cuadrupedos, anfibios, o los que ya no existen entre nosotros por estar extintos y ser ahora una tarea de la ciencia el ver la posibilidad de volver a traerlos con vida en un planeta que una vez fue también su hogar.

Más del autor