spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
32.7 C
Asunción
InicioInternacionalesBeber cerveza ahora ayuda a las mariposas

Beber cerveza ahora ayuda a las mariposas

Categoría

Fecha

Tomar cerveza es para millones personas en el mundo un pequeño o gran placer. En Florida, además, este disfrute sirve para ayudar a las mariposas monarca que cada año migran desde Canadá y Estados Unidos hasta las montañas del centro de México.

Gracias a una alianza entre la Universidad de Florida (UF) y First Magnitude Brewing Company, una cervecera artesanal con sede en Gainesville, en el norte de Florida, ha nacido Reign (Reinado), una cerveza negra de grifo cuyo nombre es un guiño a las coloridas monarcas (Danaus plexippus) y se usará para recaudar fondos para la restauración de hábitats de esta icónica especie de lepidópteros.

Reign es la punta de lanza de un proyecto en el que se quiere involucrar a cerveceras artesanales de todo EE.UU. Con Florida como un paso importante en las rutas migratorias de las monarca, que pueden llegar a cubrir hasta unas 3.000 millas (más de 4.500 kilómetros) entre Canadá, Estados Unidos y México y suelen llegar a su destino en noviembre, la campaña tiene especial relevancia en vista del declive continuo de la especie en este estado durante las últimas cuatro décadas.

Un estudio reciente descubrió que desde el año 2005, la población de las mariposas monarca en el centro y norte de Florida descendió hasta un 80 %, según dice a Efe el investigador Jaret Daniels, directivo del Centro McGuire para Lepidópteros y Biodiversidad, del Museo de Historia Natural de la UF.

«Cuanto más dinero consigamos, más hábitat podremos reconstruir», señaló a Efe el investigador, quien precisó que a través de la campaña esperan poder plantar en este estado hasta un millón de ejemplares de asclepias, comúnmente llamadas algodoncillos, donde crecen las larvas de estas mariposas.

Estas plantas, de las que existen por lo menos cien especies en Norteamérica, cumplen pues un rol clave en la supervivencia de estas mariposas, cuya migración es, en palabras de Daniels, «uno de los espectáculos naturales más impresionantes en el planeta» y también un «fenómeno natural en peligro de extinción» a causa del cambio climático.

Con un rol destacado en los procesos de polinización, las mariposas monarcas han perdido hábitats en las pasadas décadas en gran medida por la actividad humana, en concreto por la expansión de la agricultura, el uso de pesticidas y el levantamiento de urbanizaciones, como señaló el investigador.

FLORIDA, EL REINO DE LAS MONARCAS
El clima cálido y la disponibilidad de algodoncillos han hecho que gran parte de la población de mariposas monarca de Florida permanezca en este estado durante todo el año y se reproduzca continuamente, en especial en el sur.

A ellas se suma las mariposas que migran desde el norte de Estados Unidos y el sur de Canadá, lo que aumenta la importancia de este estado para la población de estos insectos, de apenas un gramo de peso y del grosor de una hoja de papel.

El glifosato usado en pesticidas resulta mortal para las asclepias, sin las cuales el declive poblacional de las monarcas es inevitable, como lo prueban los estudios. Estas mariposas ponen cientos de huevos en estas plantas durante sus breves vidas, pero poco más del 2% de los huevos sobrevive y logran convertirse en orugas completamente desarrolladas.

Daniels saludó los esfuerzos realizados por las organizaciones de cara a la restauración de los hábitats de las monarcas, los cuales van «bastante bien, pero hay aún mucho por hacer, y el público en general puede tener un rol importante».

UN BRINDIS POR LAS MONARCAS
La cerveza Reign, que se empezó a ofrecer al público en septiembre, es el más reciente capítulo de la unión entre la UF y la firma First Magnitude Brewing Company, que en los últimos años han lanzado una decena de cervezas con la meta de apoyar la conservación de las monarcas.

Entre esas diez, todas distribuidas mayormente en el norte de Florida, hubo una que incluso «usó levadura cuidadosamente extraída de una mariposa real en la elaboración de la cerveza», como señaló la universidad en un comunicado.

Daniels explicó que las cerveceras que se sumen a la campaña iniciada por la cervecería de Gainesville deberán partir con el uso del nombre, la gráfica y los ingredientes principales de la receta, a partir de lo cual los participantes pueden agregar otros componentes o formas de presentación (botellines, latas, etc.).

Puede que sea la primera campaña nacional con una finalidad conservacionista que implique a una empresa cervecera, no obstante Daniels tiene fe en su éxito habida cuenta de antecedentes pasados de naturaleza similar. El año pasado, una cervecería en Texas lanzó la campaña social Black is Beautiful, en la que llegó a congregar a más de 1.200 cervecerías en los 50 estados y recaudar unos 2,2 millones de dólares.

«La cerveza es una gran herramienta de divulgación. Llega a un grupo demográfico diferente», señala Daniels, quien cree que «la forma tradicional en que nos hemos acercado a la conservación no es suficiente».

Por su parte, la presidenta y fundadora de First Magnitude Brewing Company, Christine Denny, destacó en una nota la visión del investigador para notar que «la cerveza y la conservación se pueden combinar para llevar a las mariposas a una nueva audiencia». EFE