spot_img
spot_imgspot_img
domingo, agosto 7, 2022
17.7 C
Asunción
InicioEl Blog de GuachiréAnte posible manipulación de facturas, fiscalía debe allanar empresas de Cartes.

Ante posible manipulación de facturas, fiscalía debe allanar empresas de Cartes.

Categoría

Fecha

El día de ayer, el abogado de Tabesa, Pedro Ovelar publicó en Twitter 7 facturas emitidas por la empresa tabacalera a nombre de su propia directora Sarah Cartes. Esta publicación según sus propias palabras, lo hacía para «desmontar otra mentira», sin embargo en las mismas se pueden observar posibles adulteraciones.

Se puede suponer que estas facturas originales de Tabesa fueron adulteras para modificar los detalles de los productos facturados, cambiando cigarrillos por servicios de asesoramientos, consultorías y cobro de intereses por dudosos préstamos.

Estas observaciones tienen limitaciones, teniendo en cuenta que se realizan en base a las publicaciones del abogado del grupo Cartes y no sobre las facturas originales, por lo que corresponde a la fiscalía y a la Set investigar y realizar pericias a las facturas originales de la tabacalera y la hermana del expresidente Cartes. Publicación realizada por el abogado Pedro Ovelar

Entre el 2017 y 2018, Tabasa facturó un total de G. 32.388.257.295 y que según informe de la Seprelad hacen suponer que la firma realizó una simulación de ventas de cigarrillos entre empresas del mismo holding, pero en realidad era un movimiento contable para justificar cigarrillos de contrabando.

Resumen de facturaciones de Tabesa a Sarah Cartes. Fuente: abc color

En las facturas publicadas por Ovelar se puede observar que:

1. Tabesa facturó a su propia directora Sarah Cartes USD 1.051.027 por cobro de interés, pero existen notables errores de adulteración en la factura, el sistema imprimió 5 decimales en vez de 2. También se imprimió el «0» sobre el mismo código. Además se debe conocer si existió el crédito.

2. Tabesa Facturó a Sarah USD 275.000 por un supuesto trabajo de consultoría con notables errores de adulteración. El sistema imprimió 3 decimales en vez de 2. La fiscalía debe investigar si existe este contrato y si se realizó el trabajo.

3. Tabesa facturó a su propia directora Sarah Cartes USD 385.000 supuestamente por consultoría con notables errores por posible adulteración. El sistema imprimió con error 5 decimales en vez de 2. Existe alineación fuera de línea, que hace suponer que se realizó doble impresión.

4. Tabesa facturó a su directora y hermana de Horacio Cartes USD 1.442.960 con notables errores y posible adulteración. La alineación de la impresión fuera de línea q
hace suponer que se realizó doble impresión. La Fiscalía debe secuestrar documentos para verificar si existieron los préstamos.

5. Tabesa facturó a su directora USD 118.664 por supuestamente cobro de interés por préstamos con notable error por posible adulteración: Impresión del código «0» sobre el propio código, situación que hace suponer doble impresión. La Fiscalía debe verificar si existió el préstamo.

6. Según el abogado Ovelar las facturas estaban en «los archivos de Tabesa», situación irregular, ya que las facturas originales deben estar en los archivos del cliente y no en el del vendedor de productos/servicios. Además, el propio abogado había dicho que «Sarah estaba casi segura que Tabesa nunca le facturó».

7. Además de lo anterior, todas las fotos de las facturas publicadas por Ovelar provienen de facturas originales que llevan impreso «original-cliente», es decir, estas facturas debería estar en los archivos de Sarah Cartes y no en los archivos contables de Tabesa. Algo anda muy mal.

La fiscalía debe allanar inmediatamente Tabesa, propiedad del expresidente Cartes y secuestrar las documentaciones contables, administrativas y acceder a sistema informático, ya que existe la posibilidad de que estos documentos contables estén siendo manipulados, incluso es posible exista quema y blanqueamiento de los archivos de la tabacalera.

Alfredo Guachiré
Alfredo Guachiré
Alfredo Guachiré es ciberactivista y periodista 2.0. También analista político, consultor de comunicación y activista en internet. Lleva más de 200 investigaciones y publicaciones sobre corrupción, narcotráfico y contrabando. Sus últimas filtraciones revelaron que el diputado paraguayo Juan Carlos Ozorio es presuntamente jefe de una organización narco. El diputado dimitió de su cargo al día siguiente y fue encarcelado. Guachiré vive en Asunción, escribe y colabora con varios medios locales de Paraguay teniendo un blog especial en el periodico El Independiente. Alfredo es autodidacta, egresado de la carrera de trabajo social y especializado en marketing digital. Forma parte del consorcio de periodistas internacionales Forbidden Stories.