spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioSexplícitx5 prácticas para salir de la monotonía sexual

5 prácticas para salir de la monotonía sexual

Categoría

Fecha

A veces resulta difícil salir de la típica rutina sexual, para probar nuevas cosas que refuercen el placer dentro de la pareja. Sin embargo, a continuación podés enterarte de algunas alternativas que otorgarán el éxtasis necesario para que termine tu monotonía sexual.

Meter, sacar, pasar del misionero al perrito y viceversa; a veces una relación sexual puede volverse muy monótona y no necesariamente es algo que busque una pareja. Tratar de crear algo diferente, más allá del sexo tradicional, muchas veces resulta difícil, pero no es algo imposible.

¿Querés saber de 5 variantes que pueden brindar una nueva búsqueda de placer en tus encuentros sexuales y terminar con tu aburrida rutina sexual?

PETTING
Todos la hemos realizado en más de una ocasión, pero muchos no la reconocen lo suficiente o simplemente no la consideran como una práctica sexual.

El petting hace referencia al típico “apretar” o “froti froti”. Se refiere de manera directa a la búsqueda del placer a través de las caricias, roces y besos, sin agregar la penetración de por medio.

Aquí la pareja se encargará de redescubrir su cuerpo y el de la otra persona, a través de toqueteos que pueden empezar con un poco de ropa puesta, hasta que ambos terminen desnudos y comiencen a frotarse de una manera más intensa.

El deseo irá en aumento y la satisfacción es casi asegurada porque la pareja estará tan extasiada por las ganas, que alargará su búsqueda de placer. Se puede añadir la realización de fetiches, juegos de roles, masturbación mutua y acompañar con juguetes sexuales para dar un extra al disfrute.}

TICKLING
¿Te imaginás un orgasmo explosivo, motivado principalmente por las risas? En esto consiste la práctica, pues la pareja estará jugando a hacerse leves cosquillas a medida que avanzan en zonas más eróticas, generando una excitación constante.

Entre una mezcla de risas y placer, el orgasmo estará casi asegurado y la penetración directa pasará a segundo plano mediante esta alternativa. De acuerdo a la revista Journal of Research in Personality, las risas podrían funcionar como el mejor de los afrodisíacos.

De hecho, la sexóloga Eugenia Cames declaró para el diario El País que hay casos de personas que tienen un orgasmo desencadenado a raíz de un ataque de risa. Todo es cuestión de dejarse llevar y animarse a probar cosas que ofrezcan una nueva búsqueda de placer en la pareja.

MATUTOLAGNIA
Esta práctica consiste en las ganas o el gusto de tener relaciones sexuales a la mañana. Sin embargo, se puede hacer una mezcla perfecta enfocándote más en provocar a tu pareja, antes que tener sexo directamente.

Despertar a la otra persona con caricias por zonas específicas, aumentar la sensación con besos húmedos recorriendo por su cuerpo, hacerte desear poco a poco; esto detonará en un éxtasis repentino e inesperado en tu pareja, que buscará más de tu parte.

La idea es torturar sensualmente y dejar con las ganas hasta que ruegue por una satisfacción completa.

HUMMING
La variante está relacionada de manera directa con el sexo oral y consiste en lograr un efecto de vibrador con tu boca cuando llegues a los genitales de tu pareja.

Esto puedes hacerlo mientras juegas con tu lengua y mezclas tus movimientos con una pequeña succión en los genitales, mientras también emites un sonido gutural con la garganta, parecido a un: «ommm».

Resultará raro al principio, pero el cosquilleo que genera puede provocar una mezcla de placer durante el acto que se convertirá en una satisfacción asegurada.

FISTING
Es una práctica que requiere de más cuidados, pero su efecto satisfactorio es muy elevado y prácticamente asegurado, de acuerdo a opiniones. Consiste en introducir un puño o incluso parte del brazo en la vagina o el ano.

El sexólogo Walter Ghedin explicó para Infobae que es fundamental un alto nivel de excitación y, antes de practicarlo, se debe llevar a cabo una penetración lenta para no lastimar a la pareja

Se trata de una variante del sadomasoquismo y solo se realiza con mucha lubricación y una importante dilatación, por el nivel de intensidad aplicado para la búsqueda de un placer garantizado y explosivo.