Connect with us

Suscribirse

Editorial

2021, año de la resiliencia educativa

Un sistema devastado por la pandemia va a requerir un enorme trabajo

“Se viene un fin de año oscuro. Vamos a necesitar una reforma”. “Es un ministerio de charlatanes”. “No hay pensamiento autocrítico, no se escucha a la gente, se actúa a tontas y a locas”.

Tres definiciones lapidarias pertenecientes, respectivamente, al secretario general del Sindicato Nacional de Directores escolares, al asesor del Consejo Estudiantil Nacional y al presidente de FEDAPAR, el organismo que agrupa a padres de alumnos. Son tres representantes de estamentos gravitantes en la denominada comunidad educativa que, si honran a los estamentos en cuyo nombre actúan, están marcando un terreno futuro muy complicado para la educación.

Por ahora es difícil establecer diagnósticos ya que la pandemia ha venido a fragmentar el año académico y a dispersar sus pedazos, a duras penas rearmados por docentes voluntariosos, padres preocupados por el futuro de sus hijos y alumnos dispuestos, en su mayoría, a correr la aventura digital de salvar el año.

No hay experiencia previa en esto de las aulas cerradas, los alumnos y maestros en casa y los boletines de calificaciones vacíos y llenos de signos de interrogación.

Los últimos tres meses del calendario escolar tendrán que ser llenados con suposiciones mientras el proceso de enseñanza- aprendizaje se refugia en el universo digital, con herramientas que no han sido diseñadas para reemplazar la clase presencial, el contacto humano y la socialización, por el aislamiento forzoso y la teleeducación. Es absolutamente imposible dimensionar, por ahora, todo lo que este escenario produce, desde lo académico y lo humano, con tan brutal borrado de un año entero de actividades escolares.

Ya veníamos con un balance deficitario, con evaluaciones pre-pandemia bastante desalentadoras. ¿Qué quedará cuando la emergencia sanitaria sea levantada y las escuelas reabran sus puertas? Por el clima que se percibe a través de referentes del sistema educativo, no hay perspectivas a la vista de formar algo así como un super gabinete de crisis para evaluar daños, sopesar metodologías y planificar un 2021 dedicado a la resiliencia. ¿Nos estamos preparando para eso?

Tal parece que con “charlatanes y ausencia de pensamiento crítico” todo será muy difícil. ¿Alguien se decidirá a liderar el proceso en el MEC? Porque “a tontas y a locas” no se llega a ninguna parte.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Juan Martínez, Fabrizio Meza.

Erosión institucional

Editorial

Se reformatea el mercado laboral

Editorial

Se reformatea el mercado laboral

Editorial

FTC: Derroche e ineficiencia

Editorial

Secretismo intolerable

Editorial

El panteón no se toca

Editorial

Mujeres y niños primero

Editorial

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente