spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, julio 30, 2021
9.1 C
Asunción

Post peste

El covid sigue dejando muchas respuestas sin contestar por eso el informarse, navegar entre portales  abren las puertas para saber y conocer. Hay titulares felices cómo la era post covid tiempo anhelado no sólo por un país sino del mundo entero que sigue padeciendo y atravesando los problemas que provoca el coronavirus del 2019.

Un terremoto ha sacudido los grandes temas globales y transversales de la sociedad del siglo XXI. ¿Hemos alcanzado un punto de no retorno? ¿Cómo será el futuro a partir de ahora? o ¿cuáles serían los desafíos a enfrentarnos luego de esta peste maloliente y desagradable?

Sin dudas esta pandemia ha retrocedido el trabajo en particular sobre los grandes retos empezando por el cambio climático y la ambiciosa agenda 2030 de desarrollo sostenible. Sin dudas esta pandemia nos enseñó  lo ficticio de las líneas abstractas que denominamos fronteras y la importancia de la colaboración internacional para resolver los grandes retos que afronta el planeta en su conjunto.

Nuestra casa, el planeta tiene previsto en el futuro que la economía mundial seguirá estando más de cinco puntos porcentuales por debajo de donde estaría sin pandemia, la cooperación multilateral seguirá siendo débil, y con  el riesgo de repetir los errores cometidos en 2009, cuando la cura de austeridad impuso su ley, seguirá demasiado presente.

Interrogantes sin respuestas
Sobre todo se sabe y entiende que en nuestra casa existen y existirán varias formas de interpretar e incidir sobre los problemas existentes. Es importante darse cuenta que el mundo está cambiando; se están perturbando los parámetros económicos, sociales y culturales. ¿Provocará la crisis sanitaria, económica, política y social la disolución de nuestras sociedades? Todo esto sin embargo no tiene respuestas definitivas aún.

Pregunta tajante y fuerte de enfrentar luego de ver cómo suben el número de caídos e infectados. La pandemia ha impactado en el planeta de una forma mucho más colosal. Se trata de los grandes temas, de esas grandes preocupaciones mundiales que parece que solo se abordan en las cumbres y en los planes de futuro aún siendo de extrema importancia.

Es fundamental abrir este debate a distancia covid en los círculos sociales para a través de la discusión comparar cómo estaba el mundo antes de empezar a escuchar y ver constantes ambulancias por nuestras calles.

Finalmente los que nos afecta hoy y mañana es a nosotros, es importante tener presente en nuestras discusiones y evaluaciones sobre el mundo los tres tiempos que nos hacen, entretejer las tramas del pasado, presente y futuro del COVID-19 para conocer los retos que nos tocarán de cerca cómo lo es actualmente esta peste que no hubiese sido tan dañina si se usaba la vacuna más eficaz llamada prevención.

Lo que manejamos de nuestro presente pre covid 19 es ser dependientes energética y cognitivamente, cercano al colapso ambiental, causante del desequilibrio rural-urbano, desconectado de la agricultura local, alejado de la vida comunitaria geográficamente situada, y poco resiliente y reproducible.

Los problemas no concluyen ni se agrandan pero continúan si no hay ideas y mentes dispuestas al cambio para hacer la era post covid pacífica, sana y feliz

Más del autor