martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

Nuevas escalas de medida

En el tiempo la palabra cambio es habitual que exista por lo que significa adaptarse a los mismos. Ha cambiado la forma de relacionarnos en la conversación y en la forma de vestirnos. Ahora vemos referencias que son parte de transiciones cómo las usadas para medir distancias, tamaños o pesos.Se  han confirmado nuevas escalas de medición para magnitudes ínfimas o gigantescas.

La Conferencia General de Pesos y Medidas (CGPM) adoptó dos nuevos prefijos, Ronna (R) y Quetta(Q), para expresar órdenes de magnitud ínfimas o gigantescas, cada vez más comunes en la ciencia moderna. 

Lo que antes o ahora nos parece normal medir por centímetros metros, gramos y  kilogramos ahora se presentan nuevas indicaciones para entender mejor dimensiones muy pequeñas o grandes. Una realidad que nos lleva a pensar en incluir a nuestra vida a distancias o tamaños o muy grandes o chicos.

Aunque todo el mundo conoce el kilo, que expresa por ejemplo un número de metros o de gramos en mil –con tres ceros detrás de la unidad–, solo los científicos utilizan los términos Zetta (Z) y Yotta (Y), que expresan, respectivamente, una cantidad con 21 y 24 ceros detrás.

Estas formas de medir ya tienen nombre y se han aceptado y creado en la Conferencia General de Pesos y Medida a existen denominaciones fantasiosas como  «Brontobytes» o «hellabytes», que describe el espacio de discos duros donde se guardan registros audiovisuales, imágenes o lo que se desee almacenar.

Aún así no parece suficiente el tiempo para algunas generaciones que años atrás trabajaban con 64kb de ram y discos duros de apenas 5 Mbyte, bytes que luego dieron espacio a prefijos como kilo, mega y ahora nuevas indicaciones para entender mejor cuánto espacio tenemos en nuestro disco duro  para poder hacer uso del mismo acorde al trabajo deseado.

Nuevas formas de medir

Espacios que se hacen necesarios en computadoras o teléfonos particulares por la acumulación de fotos, videos, audios y textos que ya no necesariamente ocupan discos reales sino terminan en la nube o discos virtuales que  es una forma de hacer negocio para algunas empresas como Google que ofrecen hasta discos de terabytes o mil gigabytes.

Los  prefijos señalados  no harán referencia solamente a lo infinitamente grande. También se aplicarán a lo infinitamente pequeño, por ejemplo, en «la ciencia cuántica» –la física de partículas– donde se miden cosas muy, muy pequeñas.

Los nuevos prefijos Ronna (R) y Quetta (Q) expresan cantidades con 27 y 30 ceros detrás de la unidad, respectivamente.

Marcando así un hito o referencia en saber cómo medir aquello que es o muy grande o pequeño. 

Por ejemplo  «la Tierra pesa unos 6 ronna gramos», es decir un 6 seguido de 27 ceros.

Estos cambios fueron adoptados el viernes en el Palacio de Versalles (oeste de París, Francia) por los científicos reunidos en la CGPM, que se celebra cada cuatro años.

tiempo que quizá sea suficiente para ver otra vez nuevas referencias de tamaños, distancias o pesos. El mundo viene cambiando aceleradamente y las unidades de medidas también.-

Más del autor