spot_imgspot_img
viernes, octubre 22, 2021
17.7 C
Asunción
InicioShow“Nuestra luz”: Cuando la espera termina

“Nuestra luz”: Cuando la espera termina

Categoría

Fecha

El pasado 1 de octubre, el artista paraguayo Pablo Ortiz, junto con Meno Fernández, vocalista de la agrupación argentina “Los Rancheros”, lanzaron el tema “Nuestra Luz” en todas las plataformas musicales y ya cuenta con su propio videoclip en YouTube.

Al respecto, Pablo comentó que la canción es del género pop rock, tiene mucha fuerza y emotividad, que la escribió pensando en una historia de dos personas que estaban esperando al amor de sus vidas después de haber sufrido mucho por desamor en relaciones anteriores. Cuando se encontraron, ambos comenzaron a brillar y a sanar sus corazones. “Brillaron tanto que la misma luna les envidiaba”, explicó el artista.

Ortiz afirmó que compone diariamente desde hace varios años y que esta canción salió en dos etapas: las estrofas primero y luego la música, junto con la letra. “Es una canción que realmente no tiene un coro, sino que el puente es lo que se repite y termina con una coda que funciona como parte C en la estructura. “La letra del puente y de la coda salieron de una y después en el estudio salió la música de la coda o parte C”, expuso.

La coda, en el lenguaje musical, significa “cola” que proviene del italiano y se la define como una sección de un movimiento que se considera que ha sido agregada al final, más como un agregado que como una verdadera necesidad estructural.

Mencionó que la mujer siempre es la musa inspiradora de sus canciones. “Soy un apasionado y un enamorado de la mujer, mi padre me enseñó a cuidarlas y amarlas, en esta canción me inspiró una mujer muy especial y única”, aseguró.

Indicó que sueña con poder recorrer el mundo cantando sus canciones y así traer varios premios para la música hecha en Paraguay. “Sueño con ganar un Grammy, poder sonar en todas las radios y componer canciones para otros artistas, grabar algún día una canción con Fito Páez o con Coti Sorokin”, anheló. 

Afirmó que desea terminar el año con dos canciones más, una, llamada Raíz, que grabó con las participaciones del guitarrista Pedro Martínez, Juan Manuel Ramírez de Formosa en la batería, Luis Telechea en el bajo, y Heraldo Vargas en el acordeón, y otra denominada “No le escapes al amor” con la colaboración de Felipe Centurión. “Tengo en planes hacer un gran show en un teatro para presentar mis dos discos. Espero que lo pueda llevar a cabo este año o el siguiente, tengo pendiente varios shows en Argentina y España”, sostuvo.

Opinó que ve a la industria musical nacional creciendo y se está organizando poco a poco, sin embargo, cree que estamos muy lejos del mercado mundial, que existen muchas trabas para que los artistas paraguayos puedan salir con sus obras hacia el mundo. “Faltan más medios, faltan managers, más apoyo para los artistas emergentes”, garantizó.

Manifestó que se debería mejorar la difusión en los medios, que los mismos deben buscar las novedades artísticas como se hace en otros países y que no tengan que pedir por favor por la difusión de su trabajo.

PABLO Y SU CARRERA MUSICAL

El autor ya lleva 20 canciones publicadas, 6 de ellas salieron cuando tenía 15 años y las más recientes salieron entre los años 2019 y 2021.

Declaró que lleva una carrera de 29 años en la música, con algunos impases por motivos laborales, ya que también se dedica a la docencia y es empresario.

Contó que nació en una familia de músicos. “Mi padre Luís Félix Ortiz fue un gran guitarrista ganador de Cosquín en el año 64’ y eso marcó mi amor a la música, estudié música en Asunción y en Argentina, me especialicé en Europa y luego volví a Paraguay después de 7 años de formación para hacer lo que hago”, narró.

Pablo es licenciado en Educación Musical por la Universidad de Barcelona. Estudió canto y guitarra clásica en el conservatorio del Liceu de Barcelona y también hizo cursos de composición y arreglo musical.

Finalizó diciendo a los jóvenes que sueñan con ser músicos que estudien y se preparen. “La música es una profesión y si tienen el don de la música no lo duden, trabajen todos los días para lograr sus sueños. Apunten lejos, no se conformen con tocar en bares y fiestas, luchen por aprender, por viajar, por dejar un legado y hacer cosas trascendentes que dejen un mensaje. Se puede vivir dignamente de la música si se hacen bien las cosas”, concluyó el artista.