martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

Navidad en guerra

La navidad, natividad, nacimiento o celebración por la vida del salvador del mundo según los cristianos tiene distintos momentos y circunstancias particulares en un mundo en el que el ser humano intenta sobrevivir. Así lo hacen realmente los habitantes de Ucrania que desde hace meses están bajo el ataque de la invasión rusa en su territorio.

Lo que había iniciado en febrero de este año hasta ahora es información y ayer  les ha tocado pasar la Navidad a algunos ucranianos ya sin energía eléctrica y otros recursos que en algunos países existe de sobra o son utilizados inconscientemente.

Desde ahí las noticias no  son alegres, coloridas y con villancicos cómo se observa desde otras latitudes que hemos tenido una feliz navidad con familia y seres queridos, ahi se sobrevive en medio de grandes necesidades.

Según lo dice uno de sus pobladores al afirmar: “En lugares donde no hemos tenido que ingeniarnos para iluminar nuestro entorno o amenizar con música” . Ese es el   país atacado de Volodimir Zelenskyy, algunos han hallado formas ingeniosas de recuperar la temporada sin gastar recursos ni desilusionar a los niños.

Lo que no ayuda para describir o comparar dicha realidad con la fortuna que tenemos algunos en el planeta donde no todo debe ser ligado o enganchado con lo material y el consumo sino sobre todo con el disfrutar de la vida con los pequeños fragmentos de alegría que nos produce existir al lado de los padres, abuelos, tíos y primos.

Asi tampoco fue en varios lugares del mundo por  los efectos de la pandemia desde el 2019 y que ha llevado a un buen número de personas a la otra dimensión y  que ahora según personas entendidas del tema volveríamos a los tapabocas, mascarillas y alcohol por el riesgo de una nueva ola que ya tiene su existencia en China, país donde se había iniciado todo este problema.

Celebrar en medio del dolor

En Ucrania algunas ciudades decidieron ser ingeniosas con sus decoraciones navideñas, y hallaron formas de recuperar la temporada sin malgastar la preciada electricidad ni decepcionar a los niños al apagarse las luces navideñas durante los ataques.

No se puede hablar de Navidad en lugares donde existen o existieron ruidos y uso de armas de fuego que destruyen vidas e infraestructuras que sirven para cubrir familias y momentos de vida entre seres humanos.

Un país en guerra

En la serena plaza de la catedral de Santa Sofía de Kiev, en la capital, las autoridades colocaron lo que llamaron el Árbol de Navidad de la Invencibilidad. Estaba decorado con palomas blancas de papel maché y una franja de luces azules y amarillas —los colores de la bandera ucraniana. Para sostener y destacar la importancia de la unidad y confraternidad en tiempos de navidad y guerra.

Impacto visual alimentado por un generador eléctrico con un motor diesel. Hace poco el presidente ukraniano estuvo por los EE.UU donde podría lograr una ayuda de 45 mil millones de dólares lo que ha llevado a Putin a hablar de negociación para acabar la guerra que él la había iniciado.

 

Más del autor