jueves, junio 20, 2024
28.7 C
Asunción

Messi deshoja margaritas

Al ser bueno en lo que sea uno no siempre tiene opciones sino que  le sobran elecciones, Leonel Messi el futbolista argentino de 35 años, que a los 13 en el 2000 empieza su exitosa carrera en el importante club español Barcelona está con finalización de contrato en su club francés y se hacen apuestas en torno a su retorno al equipo de la ciudad condal.  

Desde varios países cómo Francia desde el PSG, el Al Hilal de Arabia Saudita de la Liga Profesional Saudí, incluso desde los EE.UU hay una opción de la Major League Soccer para jugar en el inter de Miami. Lo interesante de Miami, la tentación de Estados Unidos y la posibilidad de la Copa Mundial de 2026 son atractivos, pero tal vez no lo suficiente. 

Lo que quizá signifique que no sea una alternativa elegida por el señor futbol que fue reconocido varias veces, teniendo por ejemplo; jugador del año de la FIFA en el 2009, Botín de oro del fútbol europeo en tres ocasiones 2017, 2018 y 2013, entre otros agradecimientos por su trabajo  destacado que se coronó en Qatar con el campeonato del mundo.  Messi deshoja margaritas en torno a su futuro. 

Mucho por delante

El aficionado sigue esperando saber qué opción elegiría Messi para continuar viendo su magia brillando en los partidos que tenga que correr, saltar y hacer jugadas que son emuladas por toda persona que practique el balompié. El atleta rosarino dejó el Barcelona por una deuda que sobrepasó los €1.000 millones , acumulada por la misma Junta Directiva que rechazó su petición de salida 12 meses antes.

El Barcelona no es propiedad de un individuo; es una organización de socios que funciona, al menos en teoría, como una democracia. Joan Laporta, presidente del club, pronto tendrá que solicitarles otro mandato a los 143.000 socios del equipo que cómo en toda democracia los ciudadanos  son “los dueños” del club.

Uno podría pensar que preferiría presumir de ser el hombre que no regresa al lugar al que pertenece. Más la única verdad es la realidad, y esta presenta a un Messi con muchas puertas abiertas y elecciones propuestas para que el atleta elija la que más se ajuste a sus demandas, que los aficionados al fútbol esperamos sean las que se adecuen para volver a tenerlo en el gramado por mas tiempo y en una liga profesional de importancia. 

No habría que descatar su retorno al Barcelona tampoco. Messi tiene todavía fuelle para muchos años en las ligas profesionales y quizás un nuevo mundial.

Más del autor