martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

La vida o el aborto

Abortar o interrumpir  voluntaria o involuntariamente  el embarazo antes de que el embrión o el feto estén en condiciones de vivir fuera del vientre materno. Es uno de los temas  más discutidos en el mundo  sumados a las cuestiones LGBTQ, el medio ambiente y otros tópicos humanos, materiales o naturales. El tema es siempre ríspido.

Para muchas personas  abortar  es un crimen por estar interviniendo, pausando o eliminando una vida humana antes de que esta pueda ser concebida y servir o no para algo en el mundo. Se está ante un hecho ilícito y que como tal nuestra legislaciòn la castiga. 

La Argentina ha logrado  legalizar el aborto hasta las 14 semanas en 2020. Ahora se da el caso particular de una venezolana que en este país es absuelta de haber cometido aborto tras emergencia obstétrica. Se trata de “La china” que tenía una afección ginecológica y no sabía que estaba embarazada, dijo el tribunal, ya que el veredicto exclamó una victoria de los activistas por los derechos de las mujeres.

Un tema complejo y grave

Habría que mirar también que con este debate se va mostrando cambios, evolución y generación de nuevo seres humanos en un mundo desarrollado donde la tendencia es no traer mas niños al mundo  que aunque se vea, actúe, se exprese o sea diferente a la “mayoría”, son personas en gestación  cómo el resto de los habitantes que si están sanos, fuertes y con ganas de emprender proyectos de beneficio colectivo. Ellos  deben formar parte de un planeta que va reduciendo su población. 

Lo ocurrido en la Argentina con la venezolana no fue un aborto sino un problema de salud conocido como el síndrome de ovario poliquístico, que resulta en dolor intenso y menstruaciones abundantes e irregulares. Que fue el final de la vida que pudo haberse desarrollado si no existía este síndrome.

Lo curioso de esto es que “hay muchas personas que están en esta situación, que están siendo procesadas y realmente espero que mi historia sea relevante para todas esas mujeres”, dijo La China al tribunal antes del veredicto. 

La mujer sigue peleando por su lugar, derechos y oportunidades en un mundo que va conociendo casos cómo el que vivió “La China” en Argentina.

Un caso que es importante para lograr la igualdad entre todos en un globo que tiene seres vivos con necesidades y formas de ser particulares más que dentro de los mismos hay organismos y sistemas similares que pueden traer al mundo a más humanos para habitar, construir, diseñar y pensar soluciones a problemas que hasta hoy día se dan con mujeres que no pueden concebir por algún defecto o problema de salud. 

La gestación de un nuevo ser humano es compleja y el tratamiento de su interrupción por causas naturales o forzadas tiene que tener al nuevo ser en el eje del debate para comprender la gravedad de la vida en sí misma.

Más del autor