spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
jueves, septiembre 23, 2021
23.7 C
Asunción
InicioActualidadSocialLa historia de Gio: "Soy una persona no binaria"

La historia de Gio: «Soy una persona no binaria»

Categoría

Fecha

Conectándose con la música y haciendo desaparecer sus sentimientos en un escenario donde solo existe su apasionamiento artístico, Giovana Soria se destaca como cualquier joven motivada/o a su edad.

Sin embargo, en lugar de centrarse en su talento desbordante como bailarina y también como creadora de contenido, muchos recalcan más la apariencia de “una chica interpretando el rol de un hombre”, en lugar de dejar fluir la identidad ajena de la manera en que la otra persona se sienta mejor.

“Nunca me sentí mujer, pero tampoco tuve los deseos de ser un hombre trans, entonces comprendí que era una persona no binaria; sin embargo, no sabía cómo comunicar eso para que la gente entienda cómo me siento”, expresó.

Así, Gio, posicionada en Instagram con más de 56 mil seguidores y en Tik Tok superando los 180 mil, sintió que era necesario hablar acerca de su identidad de género, no solo para sí, sino también para ofrecer una especie de contención y apoyo para quienes se sentían como tal.

“Hice un video en el cual conté que me gustan las chicas y soy una persona no binaria; después de compartirlo y tras recibir tanto apoyo e interacción por parte de mis seguidores, ya me sentía verdaderamente libre”, destacó.

Giovana, entre tantos años de sufrimiento y felicidad, quiso demostrar que no vale la pena permitir a otros opinar sobre cómo deben autopercibirse, y con el video publicado buscaba que la gente no se sienta mal por sus preferencias sexuales o identidad de género elegida.

PROCESO DE TRANSICIÓN
“La gente que me sigue normalmente dice que quiere ser como yo porque me ven feliz viviendo mi sexualidad e identidad de género, sin embargo, no saben de mi proceso para salir del clóset o todo lo que pasé con la sociedad misma”, sentenció Giovana.

De este modo, la creadora de contenido agregó que la etapa más difícil de su vida fue en el colegio, pero sí resaltó que sus amigos la aceptaron rápidamente y, pese a la conmoción inicial, su familia la apoyó incondicionalmente.

“En el colegio me hicieron la vida imposible los directivos y algunos maestros; en todo momento cuestionaban mis preferencias sexuales, mi aspecto físico e incluso la forma en que me cortaba el cabello”, relató la joven.

La misma afirmó que si no contaba con todo el apoyo de sus compañeros y otros estudiantes, la presión que sintió en su vida académica sería tan insostenible que hubiera deseado morir.

“Vigilaban con quién me juntaba y también llegaron al punto de hacerme sentir como si estuviera esparciendo una enfermedad porque si se enteraban que un estudiante era homosexual, me llamaban de la dirección para decir que yo influenciaba eso”, acotó Giovana.

CONTENCIÓN Y APOYO
Un sostén sentimental y un cable a tierra, de esta forma Gio define el rol que su papá y su abuela, respectivamente, cumplen en su vida, pues aparte de ofrecer a ella cariño incondicional, ambos siempre fueron el pilar que ella necesitaba y requería en su vida.

“Cuento con la contención que me importa, de personas esenciales para mí: si mi familia y mis amigos están conmigo, tengo más que suficiente”, priorizó la joven.

Sin embargo, resaltó que la contención de un profesional siempre será primordial para todos. Gio pasó por tantas inseguridades y miedos que muchas veces no pudo expresar sus sentimientos, y por eso animó a acudir siempre a un psicólogo.

“Una mayor aceptación a todo tipo de diversidades en nuestro país también ayudaría mucho, desde el colegio hasta en la sociedad misma. A veces el rechazo está tan normalizado, que las propias personas LGBT lo realizan consigo mismas y los demás”, puntualizó la creadora de contenido.

Por último, la joven opinó que la aceptación de la orientación sexual o identidad de género es primordial para toda persona, agregando que, pese a la dificultad durante el proceso de transición, no hace falta desesperarse por las situaciones porque, eventualmente, todo mejora de alguna manera.