spot_img
spot_imgspot_img
domingo, agosto 7, 2022
17.7 C
Asunción

Juventud: oportunidades y posibilidades

Somos uno de los países más jóvenes del planeta. 60% de la población tiene menos de 35 años. Vivimos el bono demográfico sin educación ni oportunidades y eso puede tener un alto costo para todos nosotros. 

La juventud es un periodo de la vida en el que la energía, alegría y curiosidad tienen una presencia muy fuerte en la existencia. Energías que deben ser bien canalizadas para no caer en errores que luego, algo tarde, sean lamentados y formen parte de malos hábitos que no construye nada sino destruye hasta la misma vida. La misma  que siempre debe tener buenos puertos en los que el llegar signifique la felicidad de seguir con vida.

Uno de los viajes que requiere siempre madurar y ser serios a su vez para evitar ser portadas de periódicos o titulares que marquen algo malo del joven cómo fue en Colombia, país donde se dio una fuerte manifestación de jóvenes recientemente   frente a su ministerio de defensa para dejar en claro su negativa de cumplir servicio militar.

Resistencia al servicio militar

Ahora los jóvenes detenidos en las protestas entran a la agenda del nuevo Gobierno. Congresistas del Pacto Histórico  que asume el poder el próximo sábado y buscan, a través de una comisión especial revisar las condiciones de las personas capturadas durante el estallido social y conseguir su libertad.

La juventud cómo la infancia es un peldaño importante para la sociedad comprometida con los deberes de un país que madura con los compromisos que estén en su agenda.

Una que debe tener en cuenta siempre las necesidades de los grupos que son mayoría en cada nación para así tener futuros sólidos y seguros para todos por la formación y experiencia y actitud que hayan logrado cultivar para su vida y la de sus países.

Estos pueden  presentar necesidades  con una juventud comprometida y activa para canalizar su energía física y mental en ellas se haría fácil llegar a soluciones para todos. Entendiendo que el país se mueve y crece cómo colectivo,  es  lógico, que no consiste en cargar la responsabilidad de hacer los puntos a una persona, sino entre todos corriendo y pensando para que el equipo se destaque y gane sin que sobresalga solo una figura, que forma parte de desempeños futbolísticos.

Canalizar oportunidades

A veces los egoístas por r ser “pelota jara” o jugar controlando el balón individualmente se pierden oportunidades cómo equipo que hasta en la lógica militar existe sobre todo para cuidar la vida de los integrantes de pelotones o compañías formadas por personas jóvenes o adultos que defienden directamente su bandera o intereses nacionales siguiendo órdenes verticales que obedecen a la manera del ser militar. Claro, la experiencia de conflicto en Colombia está llena de muertos y de violencia que también debería integrarse al análisis de si el servicio militar debe continuar en el mismo formato o no. 

Una práctica o área que fue perdiendo interés como el caso de Paraguay donde es fácil detectar esto por la poca o nula presencia de interesados en formar parte del SMO(servicio militar obligatorio) que de años pasó a meses, semanas y días de duración. Me atrevería a decir que con poco rigor en las tareas dentro de los cuarteles que ahora cómo me dijo un amigo observador se caen o son devorados por la flora en los cuarteles abandonados  por la falta de limpieza y atención que se destacan de las unidades militares. Hay que buscar opciones y oportunidades en las unidades militares incluso con el modelo de los EEUU que ofrecen cursos y conocimientos para aquel soldado que recibe salarios por un tiempo de contrato. Es cuestión de canalizar oportunidades porque de eso se trata la política hacia este colectivo tan numeroso entre nosotros; los jóvenes.

Más del autor