domingo, febrero 25, 2024
28.7 C
Asunción

Inventiva paraguaya para el pelo

Esta es la época en la que se destaca resaltar o valorar a alguien o una cosa mucho más por cómo se ve que por lo que es, siente o piensa. Si es que la persona tiene la capacidad de cavilar acerca de algo en particular. Aquel baúl, espacio o lugar donde se encuentra nuestra mente que requiere igual o más cuidado que cómo se vea, ya que lo que logramos captar y guardar allí vale mucho más que cómo nos veamos. Más, cómo decía una amiga, te etiquetarán o valorarán de acuerdo a cómo te veas.  Por eso es importante tener en cuenta nuestra apariencia donde nos convoquen ir y participar. Es habitual que con los años de vida o de acorde a la forma que tratemos por ejemplo nuestro cabello para que  este no caiga y nos termine dejando calvos o parcialmente “pelados” .

Ahora una estudiante prodigio de Paraguay ha recibido un reconocimiento médico nacional por descubrir un método que detiene la caída del cabello sin productos químicos ni intervención quirúrgica.

Se trata de  Ana Jiménez. Fue ella quien propuso una fórmula única que te permite detener la caída del cabello de forma rápida y sin ninguna intervención quirúrgica. Esta nueva fórmula puede ayudar a millones de personas y por qué los ciudadanos de Paraguay pueden obtenerla con un descuento enorme.

Un talento singular

Ella es una de las 10 estudiantes de medicina más inteligentes del mundo. A Jimenez le motivó un caso particular, era el de su madre, que luego de padecer de COVID empieza a perder su cabello lo que le hizo sentir una falta de confianza en sí misma. Que solo es uno de los golpes que traen consigo la calvicie en cualquier persona que presente esta característica física.

La producción de la fórmula estuvo liderada por Christian Thomas, un académico reconocido en la industria. Una que funciona muy bien atendiendo a responder con medicamentos y artilugios para tratar el dilema de la alopecia o la pérdida anormal del cabello.

La fórmula de Jimenez tiene un importante valor que supera los miles de dólares y ya ha empezado a mover a empresas americanas que buscan poner esta fórmula en lo que use la mujer que sufra de alopecia y por no tener recursos, información o lo que sirva para controlar la caída de cabello.

La idea de Ana Jiménez es un descubrimiento impresionante porque es la forma más rápida de detener la caída del cabello y promover su crecimiento.

Esta realidad no solo serviría a las mujeres que sufran de este dilema que afecta mucho la estética de un género que tiene muy en cuenta cómo se ve y por ende su forma de pensar y sentirse en un cuerpo que se vea normal o atractivo.

Ahora pronto podría existir una crema, shampoo o cómo se presente para ponerlo y evitar transplantes de cabello, que también presentan peligros y riesgos a nuestro cabello y cabeza. Una parte de nuestro cuerpo que demanda mucha atención y cuidado por cómo se vea, sienta y sirva para lo que deseemos hacer.  Para celebrar este éxito de la inventiva made in Paraguay.

Más del autor