spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

Inoculación americana

Los Estados Unidos  con una población de 328 millones de habitantes y con menos del 50% de vacunados con doble dosis ha presentado solo 5 mil nuevos casos de covid ayer y 150 muertos. Nosotros con 7 millones de habitantes estamos muy cerca de los números de fallecidos en ese país. Las vacunas funcionan en ese país a pesar de la resistencia de muchos a recibir los biológicos. Han sido tan agresivos que vacunan gratis a todos los que quisieran. Esa clarinada ha llenado los vuelos con destino a ese país de miles entre ellos los nuestros.

Lo que antes era “el sueño americano para buscar mejores horizontes económicos hoy día  son las vacunas las que mueven a miles que tienen visas para viajar. No es la falta de ingresos lo que conduce al norte a los habitantes sudamericanos sino la mala administración y poco interés social de los gobernantes para hacer frente con vacunas a la pandemia.

COSTOS DE LA MALA GESTION
Hasta ahora hay varias historias curiosas de personas que hace su turismo “de vacuna”, título que lleva esta nueva  modalidad o forma de ir tras el sueño de extender la salud y vida . El diario New York Times dedica un extenso reportaje al tema e incluye el caso de un paraguayo: José Acevedo, un  agente inmobiliario paraguayo que quedó sorprendido de lo facil que resultó vacunarse en Miami. Hoy los vuelos de Copa y de otras aerolíneas salen con pasaje completo a un precio promedio de 750 dólares y con hoteles de 150 dólares de promedio diario. El fracaso de nuestro modelo de gestión ha resultado en un éxito para los norteamericanos. El sueño de las vacunas ha vuelto a mover el negocio turístico en ciudades como Miami o New que estimula a los visitantes con rebajas para ingresar a los museos y en costos de comida..

Frustrados por la lentitud de las campañas de vacunación en sus países y viendo el exceso de dosis en Estados Unidos, los latinoamericanos de clase media y alta con visas estadounidenses de turismo han acudido en masa a Estados Unidos. Una situación que debe despertar  incomodidad y planificación para hacer el proceso de vacunación mas  rápido y eficiente en la gestión del gobierno a pesar de que aquí ni con las pocas vacunas disponibles demostramos eficiencia en el proceso mismo. Ni para comunicar sirve este gobierno mientras hasta Juan Ernesto Villamayor y su esposa no creen en el sistema y con lo recaudado en el sector público se marcharon a Miami para inocularse.

Más del autor