spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
sábado, julio 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioSexplícitxHazla llegar al clímax jugando solo con sus pezones

Hazla llegar al clímax jugando solo con sus pezones

Categoría

Fecha

¿Eres de esos hombres que te enloquecen los senos? ¿Disfrutas acariciándolos y haciendo todo lo que puedas para proporcionar placer a la mujer? Entonces estos consejos son los ideales para vos.

La sexóloga peruana Eirelyn Gómez Arcia ha explicado en sus distintas charlas y sus redes sociales que si existe una zona erógena para proporcionar placer, definitivamente son los pechos y pezones.

Por eso, a la hora de darle amor a esta zona, la especialista aconsejó comenzar con suaves masajes, cubriendo con las manos hacia los laterales.

“La clave es acariciar y besar todo el seno antes de llegar a los pezones, para aumentar la excitación. Dedícate a los pezones; lámelos, succiona, acaricia y al mismo tiempo mírala con deseo y pasión”, dijo la sexóloga.

Existen mujeres que pueden llegar al orgasmo a través de la estimulación de pezones, pero comentó que días previos a la menstruación los senos están muy sensibles al dolor, así que debes tratarlos con amor y cuidado.

Recuerda siempre ser imaginativo, no solo usar las manos y la lengua, ¿sabías que las plumas despiertan reacciones muy sexuales? La cuestión es probar, quizás te encuentres con un orgasmo inesperado, que nunca viene mal.

UNA TÉCNICA DEL MAMILINGUS

Existe una técnica que el médico urólogo y sexólogo Fernando Serrano ha llamado el tornado y, según el sitio “La Ciencia Detrás del Sexo”, consiste en estimular los pechos con la punta de la lengua, desde la parte externa; debajo de las clavículas, dibujando concéntricamente una espiral, hasta llegar al centro de las mamas, en la zona de los pezones.

Entre recorrido y recorrido es posible detenerse a dar besos leves y muy suaves, pero muy suaves mordiscos. Presta atención a sus sensaciones en caso de que tengas barba y si la estás lastimando.

Con ambos pulgares (bien lubricados de aceite) masajea primero la circunferencia del pezón y poco a poco da pequeños tironcitos en ellos. 

Si llegaste hasta este punto, utiliza la lengua para dar lengüetazos (otra vez, muy leves), en toda la aureola y después leves mordiscos alrededor del pezón. Succiona y chupa. Varía el ritmo. Para este momento es probable que ella haya llegado al clímax.

 

Algunos consejos para las mujeres:

  1. Recuerda que lo importante no es el tamaño, sino todo lo que puedes hacer con ellas. Deja que tu pareja las toque y juegue con ellas, no lo limites a acariciarlas ya que sólo demostrarás inseguridad y es de las cosas que más detestan los hombres durante el sexo.
  2. Mastúrbalo con tus senos. Si tienes los senos grandes, coloca el pene de tu pareja en medio de tus senos, júntalos con tus manos y frota su pene con ellos. Puedes utilizar un poco de lubricante. Si tienes los senos pequeños, frótalos sobre su pene apretándolos un poco más y puedes utilizar tu lengua para una mayor sensación.
  3. Aprovéchalas aún cuando estés arriba. Hay distintas posiciones en las que tú estarás arriba y te permitirán disfrutar de tus senos. Simplemente inclínate un poco hacia el frente permitiendo que su boca roce con tus senos y pueda besarlos. 

4.Rozar tu cuerpo desnudo con su espalda. Por alguna extraña razón, esto es algo que los hombres disfrutan demasiado durante el sexo. Pide a tu pareja que se ponga de espaldas y frota tus senos contra su cuerpo desnudo bajando lentamente hasta llegar a su trasero. Cuando llegues ahí, pide que se voltee y continúa con su pene. ¡Lo volverás loco!

  1. Utiliza un push up o un escote pronunciado para el juego previo. Aunque tus senos sean pequeños, para el juego previo y seducirlo, puedes sorprenderlo con un buen escote o con lencería atrevida. Esto funcionará durante el juego previo. 
  2. Acaricia tus propios senos. Esta es otra forma de excitarlos visualmente. Los hombres adoran ver a las mujeres en acción con su propio cuerpo y tocar tus senos no será la excepción. Tócate y disfruta tú también de todo lo que hará tu pareja con otras partes de tu cuerpo mientras lo haces.