martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

Fútbol con toque femenino

El fútbol femenino está en un ascenso bien documentado. A nivel de élite, el deporte continúa profesionalizándose y ocupando espacios de manera más rápida que lo que se pensaba inicialmente. 

Este deporte mundial  que habitualmente reunía a hombres corriendo trás un balón para lograr introducirlo en el arco contrario ya tiene a mujeres que no solo alientan sino también visten la indumentaria del deporte, corren, saltan y gritan pases entre ellas para lograr el gol. El último mundial ha mostrado árbitros femeninos en juegos finales lo que demuestra el entusiasmo que genera este deporte.

Uno que intentan hacer organizaciones cómo “girls united” que tienen cómo misión que las niñas de todo el mundo tengan igualdad de acceso al deporte y brindarles habilidades y destrezas que amplíen sus oportunidades de participar en la educación y en la economía.Ahora ya están cerrando la brecha entre el deporte y la educación. 

Esta organización fundada por Romina Calatayud ayuda a las niñas a hacer amigos y a hacer lo que les gusta: jugar al fútbol.

El interés de Romina por el fútbol vino de jugar desde muy joven. “Ha sido una parte importante de mi educación y una pasión personal”, dice. “Como muchas niñas y mujeres de mi generación, crecí jugando en canchas donde a menudo era la única niña”.

Condición en la que se encuentran algunas niñas en un mundo que continúa misógino y discriminatorio para con el género que no solo puede observar, criticar e hinchar en  el fútbol hecho por hombres sino también puede jugarlo.

En permanente crecimiento

En Paraguay, país con mucha historia de fútbol masculino ya se tiene a mujeres corriendo, saltando y gritando en las canchas y aunque la pasión no es la misma que en otros sitios esto está creciendo. 

La misión de esta organización consiste en el poder del deporte para cambiar la desigualdad de género de manera más amplia.

La organización se ha expandido a Londres desde México, país de Romina con más de 4500 jugadoras y 135 entrenadoras involucradas, y el énfasis está en construir caminos dirigidos localmente para que las niñas se desarrollen. Físicamente y socialmente en un planeta que por la convocatoria vista en el mundial reciente, gusta y admira el fútbol que ya se ha ganado la etiqueta de ser mundial sin dejar de lado a los demás deportes que también trabajan la mente y el cuerpo.

Con esto se demuestra que sean distintos entre hombre y mujer, pueden también correr, saltar e idear jugadas para hacerse con la victoria de un equipo en un torneo.

Más del autor