Estados Unidos busca sanar las heridas

567

La toma de posesión de Joe Biden como 46º presidente de Estados Unidos parece haber estado destinada a ser atípica. Desde hace tiempo ya se sabía que los planes para este acto, previsto para el 20 de enero, tendrían que ser distintos para incorporar los protocolos sanitarios exigidos por la lucha contra el covid-19.

Pero a esa previsión se le han sumado tres circunstancias adicionales:

* La pandemia registra su momento más severo en Estados Unidos, con cifras récord de nuevos contagios confirmados y muertes.

* La crisis política desatada tras el asalto al Capitolio realizado el 6 de enero por partidarios del presidente Donald Trump, quien ahora debe enfrentar un juicio político por esos hechos y aún se niega a reconocer los resultados de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

*La alerta de los cuerpos de seguridad ante la potencial amenaza de que se produzcan protestas o actos de violencia no solamente en Washington DC sino también en los capitolios de los estados.

La transferencia de mando ha sido considerada tradicionalmente en Estados Unidos como una fiesta democrática, con una asistencia multitudinaria. Esta vez las cosas serán diferentes, según la BBC.
«Hay alertas y se toman precauciones, no solo en Washington, sino en todas las capitales de los 50 estados. Es una toma de posesión especial, no va a haber esa multitud de personas de siempre en la explanada, solo con un acceso restringido», indicó Manuel Cáceres, embajador paraguayo en Estados Unidos en entrevista con Radio Ñanduti.

Sobre el acto indicó además que Trump anunció que ya no va a estar en la ceremonia. Manifestó que se va a retirar unas horas antes, le cortaron todas sus cuentas de acceso al público, a sus seguidores, va a dar un mensaje. Trump es un presidente que despertó mucha pasión en ambos lados, sostuvo el embajador.
Con relación a los acuerdos comerciales indicó que hay mucho optimismos. «Nosotros estamos optimistas de mantener la misma relación, su programa se basa en la democracia. Esperamos firmar acuerdos comerciales con Estados Unidos.Estimamos que vamos a mantener la relación que tenemos. Paraguay tiene una historia que contar, de fortalecer su democracia», explicó.

Reforma
Migratoria
La reforma migratoria radical de Biden planea dar ciudadanía a quien tenga 8 años viviendo en EEUU. La propuesta legislativa de Biden también incluye un fuerte enfoque en abordar las causas fundamentales de la migración desde Centroamérica, según The Washington Post.

La pieza central del plan de Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris es la vía de ocho años, que pondría a millones de inmigrantes calificados en un estado temporal durante cinco años y luego les otorgaría una tarjeta verde una vez que cumplan con ciertos requisitos como verificación de antecedentes y pago de impuestos. Podrían solicitar la ciudadanía tres años después. Para calificar, los inmigrantes deben haber estado en los Estados Unidos el 1 de enero, una medida destinada a frenar cualquier apuro hacia la frontera.

«Biden anunció que va a presentar una reforma migratoria para formalizar a 12 mil inmigrantes que están acá, para eso se necesita una reforma del Congreso y se necesitan 60 votos favorables en el Senado, veremos que acontece ahí, de la capacidad de negociación», sostuvo el embajador paraguayo en Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí