spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
jueves, septiembre 23, 2021
25.7 C
Asunción

En la cabeza de un atleta de élite

Las olimpiadas y la alta competencia en general presionan fuertemente sobre los atletas. Algunos dicen que hay que aprender a convivir con el stress otros que hay que tratarlo antes que generen un impacto aún mayor como aconteció sobre la laureada gimnasta americana Simonne Biles quien tuvo que abandonar las competencias en Tokio porque “no podía lidiar con sus fantasmas”.

El cerebro humano tiene excepciones cómo las mentes destacadas en la ciencia, la relación humana, la gestión política y administrativa, o en el deporte donde se manifiesta de manera singular.

Ahora en el nivel más elevado de exigencia deportiva del mundo por la calidad de sus rivales nos toca observar cómo saltan, corren, nadan y se mueven las mentes de atletas que han llegado al círculo más codiciado por todo deportista que es formar parte de la élite o grupo de personas que con esfuerzo y sacrificio compiten por algo habitual que es el ganar y  la presión que esto genera sobre ellos.

Lo mental se impone 
En estas olimpiadas niponas  vemos a figuras cómo la americana Simone Bailes y otros destacados resaltan la importancia de tener un equilibrio psicológico para asegurar una conquista particular o en equipo cómo estamos habituados a ver los fanaticos del futbol donde por lo conocido en historias particulares no existe la importancia que debe tener nuestra mente para hacer buenos goles no solo en nuestras disciplinas particulares. Lo mental se descubre cada día con un valor igual o superior que lo físico.

En la vida que por desórdenes financieros, familiares, sociales e incluso raciales pueden terminar en accidentes que destruyen una carrera deportiva exitosa. La preparación larga y rutinaria hace que  no exista tiempo que perder en fiestas, gastos innecesarios o actitudes que no van de la mano con la forma de pensar de un atleta de élite  debe estar enfocado en  su objetivo y evitar distracciones.

Una persona que comparte un espacio con otras máquinas cómo el deben estar concentrados para lo que destinan su vida y entrenamiento para llegar donde el público, patrocinantes y familiares esperan que lleguen cuyas demandas también debe ser tomadas en cuenta para asegurar éxitos del atleta.

La cuestión mental es fundamental a juzgar por lo que pasó con Biles y debe incluir a un especialista en todos los deportes si se pretende alcanzar objetivos elevados pero con un alto standard de respeto al ser humano convertido en atleta. Lo mental cuenta hoy y mucho .

Más del autor