jueves, diciembre 1, 2022
21.7 C
Asunción
InicioEditorialEl espíritu de los juegos

El espíritu de los juegos

Categoría

Fecha

Es sabido que en las olimpiadas de la antigua Grecia, donde se originaron los juegos, la paz debía reinar en todo el territorio de aquel conglomerado de ciudades. Era la denominada tregua sagrada de las fiestas, obedecida por los enviados de todas las polis que participaban de las principales disciplinas deportivas.

Los caminos que llevaban a Olimpia, la sede de las competencias, eran territorios neutrales y por ellos viajaban ciudadanos de Atenas, Esparta, Tebas, Corinto y de todas las ciudades rumbo al encuentro ecuménico. Eran momentos en que el panhelenismo intentaba cohesionar a los griegos, sobre todo al estallar la guerra del Peloponeso que duró casi tres décadas. Por eso la religión y la política eran puestas a un lado y durante un mes, no se hablaba de otra cosa que de la lucha libre, el lanzamiento de jabalina o la carrera de velocidad.

La iniciativa de Pierre de Fredi, un aristócrata francés grecófilo además de sociólogo y pedagogo, devolvió en 1894 los juegos olímpicos en formato universal, una idea que ya lleva 128 años de realización ininterrumpida salvo las pausas impuestas por las dos guerras mundiales. Fredi se inspiró en aquellos encuentros deportivos de la antigua Grecia y buscó poner a salvo los juegos modernos de toda injerencia política, racial, religiosa o cualquier otra expresión colectiva que implica toma de partido de cualquier naturaleza. 

Este principio fue abrazado por los estatutos de la FIFA que en el capítulo dedicado a las confederaciones expresa:

a) Declaración de neutralidad en cuanto a política y religión;

b) Prohibición de toda forma de discriminación; c) Independencia y prevención de injerencias políticas. Esto deja bien en claro que, al menos durante las competencias mundiales organizadas por la institución, no se hará lugar a manifestaciones de la índole que fueren. Los belicosos partidarios del elegebetismo (si se nos permite el neologismo) así como los activistas que condenan toda forma de discriminación por razones de origen deben comprender que sus manifestaciones no pueden realizarse dentro del terreno de juego o de dependencias del Mundial de Futbol. Los alemanes que entraron a la cancha tapándose la boca como condena a lo que consideran censura de la FIFA se exponen a ser sancionados por la Comisión Disciplinaria.

Para qué existen los estatutos si no es para cumplirlos.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.