miércoles, diciembre 6, 2023
24.7 C
Asunción
InicioSin categoríaEl costo del hacer el servicio militar

El costo del hacer el servicio militar

Categoría

Fecha

Desde 1975, según la ley 569 todo ciudadano que cumpla la mayoría de edad debe cumplir con el servicio militar obligatorio. Aunque esta legislación no haya sido estrictamente cumplida después de que la dictadura haya acabado, existe un aumento en el número de jóvenes que se alistan a cumplir con este deber.

Robert Gwynn, teniente coronel y director de comunicación de la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP), informó que el Centro de Instrucción Militar para Estudiantes y Formación de Oficiales de Reserva (Cimefor) actualmente se encuentra en la etapa de instrucción normal, el periodo ya inició a comienzos de enero y tiene una duración de un mes.

Los 150 puestos vacantes por años quedaron ocupados e incluso hubo jóvenes que quisieron ingresar pero quedaron fuera por la falta de lugares, explicó el teniente.

Gwynn añadió que la Dirección de Servicio de Reclutamiento de las Fuerzas Armadas es la institución encargada del proceso de enrolamiento, en el que existen ciertas documentaciones y criterios para inscribirse al servicio militar.

El teniente Gwynn aclaró que no existen aranceles que pagar, la formación es totalmente gratuita y la institución de la Fuerza Aérea Paraguaya provee a los jóvenes de alimentación, estadía y servicios sanitarios.

“Una vez que entré no me puedo quejar de la institución”, aclaró José Quevedo subteniente de reserva de la remesa 2016. También detalló que desde el proceso de enrolamiento hasta el ingreso a la FAP los gastos corren por cuenta del aspirante, por ejemplo, los múltiples estudios de sangre que deben realizarse, electrocardiogramas, antecedentes policiales y judiciales, certificado médico y la vestimenta. Todo eso cuesta alrededor de G. 2.500.000 a G. 3.000.000, mencionó.

Para ingresar al Cimefor se debe contar con una cantidad específica de indumentaria. José Quevedo explicó que existen tres uniformes específicos que son: el de faena que son los pantalones que se utilizan para hacer los ejercicios, el de educación física y el de franco que sería la vestimenta de gala.

Quevedo añadió que en las Fuerzas Aéreas hay una tienda que ofrecen las ropas específicas que necesitan, así también existe una tienda en Luque llamada Aramí que también cuenta con la indumentaria que se requiere.

En ese sentido, Robert Gwynn aclaró que esa parte de la indumentaria queda a criterio de los que se presentan de manera voluntaria a cumplir con su servicio en la Fuerza Aérea.

Periodo de reclutamiento

El primer periodo de aspirante empieza en los primeros días de enero  y tiene la duración de un mes. La segunda etapa de preparación para cabo se realiza en el mes de julio.

La tercera fase se realiza ya al siguiente año y los aspirantes ascienden a sargento para recibirse de subtenientes de reserva una vez culminado el servicio militar, explicó el teniente Gwynn.

La experiencia del Cimefor

José Quevedo fue aspirante al periodo 2016, comentó su experiencia dentro del Cimefor y aseguró que fue una linda experiencia.

Citó que dentro de la institución le enseñaron respeto, disciplina y muchos valores. En cuanto a los  famosos ejercicios con gran demanda física refirió que en ese momento se quejaba, pero ahora lo recuerda con sus camaradas entre risas.

Asimismo, desmintió ese mito de que en el cuartel existen malos tratos y violencia. Sostuvo que durante su periodo ni el de sus compañeros no pasaron nada parecido, los castigos eran de hacer flexiones o lagartijas, acotó.

 

Aproximadamente gastamos G. 2.500.000 a G. 3.000.000 por los análisis de sangre, electrocardiograma y uniformes.

JOSÉ QUEVEDO

SUBTENIENTE DE RESERVA DE LA FAP

 

No existen aranceles que pagar, la formación es totalmente gratuita y la institución de la Fuerza Aérea Paraguaya provee a los jóvenes de alimentación, estadía y servicios sanitarios.

ROBERT GWYNN

TENIENTE CORONEL

 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.
Artículo anteriorCuando el futuro comenzó
Artículo siguienteSombras sobre Itaipú