jueves, abril 25, 2024
22.7 C
Asunción

Cuidado en extinción

El día de ayer me tocó ver por primera vez al filósofo colombiano Bernardo Toro quien habló acerca del cuidado y su ética. Menciona que la humana aprende a cuidarse más con esta pandemia. Tiene razón, la salud es todo siempre. Los números crecen cada día, hasta ahora dos millones de personas contagiadas y 150.000 muertes.

Lo que sí es un importante recalcar, que es una pena tener que esperar hasta el límite para empezar los cambios que debieron ser hechos antes de las muertes o que funcionen las terapias intensivas.

Sus palabras e ideas llegan de forma oportuna para seguir en la carrera de la vida de forma segura y sin miedos ni pandemias como la que nos toca vivir este 2020. Dio una explicación de cómo ser para empezar con la revolución del cuidado, menciono algunas ideas a continuación:

Cuidar el cuerpo

Cuidar el lugar donde puedo ser y habitar. Autocuidados en salud que en Paraguay seguimos flojos porque los números del dengue que existieron asustan y dan a entender que no hemos sido cuidadosos con nuestros espacios. Por eso las fiebres han sido un estado humano común hasta lastimosamente haber llegado a la muerte. Es importante recuperar el valor del cuidado, la rutina de hacer bien las cosas y repetirlas hasta el fin de la vida. Toro con su entrada al país a través de una llamada virtual, me abrió la cabeza para entender que si juntos vemos y nos hacemos conscientes que el mundo es nuestra casa y que debemos proteger nuestro hogar con higiene, limpieza, rigor, seriedad, sin abusos del tipo que sea para seguir vivos y sanos.

De entre los puntos también mencionó a la educación y la importancia de unir a la sociedad a través de que todos estudiemos en escuelas colegios públicos. Esto hará que no exista diferencia social y así entendamos a través de ideas unidas los cambios reales que necesita la comunidad.

El ciudadano responsable es el que llega lejos, y avanza con seguridad hacia sus proyectos. Imaginen que exista ese modelo de vida para todos los paraguayos sea cual sea su apellido familia o lo que tenga. Tendríamos  una demografía feliz y constantemente pensando y emprendiendo ideas en espacios cuidados que no serán riesgo para nadie nunca. Es justo entender que tener cuidado no es solo cosa de gente mayor o niños.

Hoy escuche en la radio la mención a Yuval Noah Harari autor de homo deus o la descripción del nuevo ser humano resistente a cualquier amenaza contra su salud o vida convirtiéndolo en un nuevo nivel de hombre que es el que llegará a vivir más de 110 años sobre la tierra, pero ahora con el covid nos damos cuenta del error de su cálculo. La medicina todavía en el mundo no ha encontrado una respuesta para salvar más vidas, tanto es así que según Bill Gates quien ha decidido invertir en la búsqueda de una vacuna contra el covid, ha dicho que hasta el 2022 no habrá respuesta todavía sobre dicha inyección. Por lo que podríamos estar en Paraguay prolongando la cuarentena por más tiempo hasta que la respuesta llegue y estemos tranquilos menos preocupados y tristes por la pérdida que causa este virus.

Columnistas
Columnistas
Expertos en Historias urbanas.

Más del autor