lunes, febrero 6, 2023
32.7 C
Asunción

Contienda electoral y crisis económica

Los tiempos de campaña electoral suelen ser románticos y pintorescos, porque los políticos instalan promesas y esperanzas. Sin embargo, actualmente los electores están heridos y rotos, producto de la pandemia, que acarreó graves problemas económicos, desigualdad, miseria y más inseguridad.

Los politólogos somos conscientes que el cerebro político es un cerebro emocional y no racional. Pero, ahora se espera que haya un voto más responsable de los electores por la coyuntura socio económica, que está dura. Además, hay un nuevo sistema electoral, en el cual rige el voto preferencial.

Las necesidades de los ciudadanos se profundizan y lamentablemente no hay respuesta a los reclamos.

En cuanto a las propuestas electorales, hay mucho populismo, muchas promesas que son inaplicables. Además, algunos sectores, como los indígenas o campesinos no tienen propuestas concretas por parte de los candidatos. Es decir, muchos de los políticos están alejados de la gente.

En la Academia me han enseñado que para implementar las políticas públicas se debe conocer las necesidades y a la gente, pero si el político vive alejado del pueblo, y si no conoce la realidad de su país, cómo podría implementar las políticas públicas necesarias.

La política es instrumento que tiene como fin el bien común, es decir, busca el bienestar de los ciudadanos y su desarrollo integral. Sin embargo, la política contemporánea del Paraguay está alejada de la gente, producto de la corrupción y la insensibilidad de los gobernantes.

Estamos viviendo una etapa de campaña electoral con muchas promesas, filosofía y poesía. Pero es hora de hacer acciones concretas por el Paraguay y su pueblo.

Clara Martínez
Clara Martínez
Periodista, politóloga y docente. Egresada en el cuadro de Honor de la UNA

Más del autor