spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
martes, mayo 11, 2021
15.8 C
Asunción

Los ángulos en el periodismo

Hay países que toman muy en serio el escribir y el arte literario como Colombia que ya se hizo de un premio Nobel con el novelista  Gabriel García Márquez, autor que además de reconocimientos por su trabajo como autor ha logrado llegar a tener una importante influencia como periodista que ha sido un oficio al que dedicó un buen tiempo.

El nombre de García Márquez no solo quedó impreso en la portada de sus libros sino también en un festival con su apodo: el festival Gabo un evento literario de la fundación con su nombre  donde se  dio un curso o debate en noviembre del año pasado donde se abordó el tópico de los ángulos de como y la forma de encarar un artículo periodístico. Las preguntas de ¿Cómo pensar y escribir teniendo siempre presente a la audiencia? ¿Cómo convertir los cubrimientos diarios en laboratorios constantes de experimentación periodística?  han surgido en uno de esos talleres. El periodismo en tiempos de pandemia requiere mejorar el nivel abordaje de los temas y en eso tener en la cabeza el titular del mismo es fundamental. Carolina Robino fue la encargada de llevar adelante el curso que tuvo como misión el dirigir la forma en que la comunicación escrita debe llevarse a cabo en el entorno digital, ella es directora de la proyección castellana del medio britanico BBC denominado bbcmundo.com. Los periodistas de Iberoamérica aprendieron a encontrar enfoques más novedosos para sus coberturas diarias. Leer y escribir no solo debe ser limitado a intelectuales sino que debe ser promovida entre  los jóvenes que somos mayoría en Paraguay. Nuestras mentes funcionan mejor cuando más acumulamos información y conocimiento y eso en el periodismo es fundamental para el abordaje de los temas.

NUEVAS MIRADAS PERIODÍSTICAS
Lo que preguntaron los participantes del festival  fue: ¿cómo apostarle a ángulos distintos? ¿Cómo pensar y escribir teniendo siempre presente a la audiencia? ¿Cómo convertir las coberturas diarias en laboratorios constantes de experimentación periodística? Gracias al internet no hay excusa de no tener medios para informarse, aprender y poner en práctica hoy día hasta en un teléfono ideas periodísticas, de análisis de cualquier ciencia o lo que se tenga en mente. Si uno tiene en su cabeza letras palabras y conceptos claros, el escribir resulta fácil y sencillo.

Desde el Reino Unido uno cree que todo lo que ahí se hace es para anglófonos mas este medio decidió apostar por  no competir  con noticias de última hora, sino con historias con enfoques novedosos y de contexto. Con técnicas novedosas como partir de la imagen de una botella de vidrio verde y vacía,  la periodista Robino comenzó a interpelar a los participantes sobre lo que veían. El ejercicio propició una reflexión colectiva sobre la infinidad de miradas a partir de una misma realidad, justo el corazón de las rutinas periodísticas en BBC Mundo. La periodista  también preguntó; ¿Qué podemos hacer con la botella? Podemos hacer muchas cosas, pero sigue siendo la botella. Ahora piensen en su país, que siempre se muestra como la botella verde. ¿Cómo más pueden mostrarlo? ¿Cómo podrían mostrar esa botella desde ángulos que no se muestran frecuentemente?

El ejercicio de la botella verde sirvió, además, para resaltar cuán necesarios son aquellas coberturas  que muestran todo lo que se desprende del hecho obvio. Identificar esas posibilidades es necesario para recorrer caminos poco explorados y evitar los abordajes predecibles o repetidos.

HAY QUE CAMBIAR
Carolina Robino insiste en el cambio  de ángulos para redactar una historia y eso consiste en  mirar la misma historia desde un punto de vista que no es el común. Lo que termina pasando es que muchas veces, porque es más rápido y fácil, terminamos hablando de la botella verde.

Lo hacemos tanto que al público ya no le termina importando lo que publicamos, por esto es necesario diferir el ángulo en el cual encaramos la redacción de un hecho. No negamos que internet además de ayudar también distrae en exceso haciendo que el tomarse un tiempo frente a la pantalla del teléfono o computadora concentrado se convierta en un desafío universal que nos lleva a la mágica ciudad de Macondo, la imaginada por García Marquez,   la de  las mariposas amarillas y sobre todo de realismo mágico  caribeño. Como la periodista , Carolina Robino nos sugiere, debemos  trabajar mucho en el cambio de ángulos  periodísticos para hacerlo más atractivo a los lectores y que impacten en sus vidas. Una lección de buen periodismo que vale la pena hacerlo viral.

Más del autor