spot_imgspot_img
domingo, octubre 17, 2021
20.7 C
Asunción
InicioEFEBuscan resucitar mamuts para "sanar" la Tierra

Buscan resucitar mamuts para «sanar» la Tierra

Categoría

Fecha

Tomado de EFE

Una empresa estadounidense especializada en genética anunció este lunes que busca ser pionera en la «desextinción» de especies animales y «recuperar» al mamut lanudo de la tundra ártica, desaparecido hace miles de años, para combatir el cambio climático y «sanar» la Tierra.

Colossal, cofundada por los empresarios y científicos Ben Lamm y George Church, ha recaudado US$ 15 millones de capital para un proyecto que pretende crear, mediante el sistema de edición genética CRISPR, un «híbrido elefante-mamut» que pueda sobrevivir en el Ártico, según dijo en un comunicado.

«Nunca antes ha podido la humanidad aprovechar el poder de esta tecnología para reconstruir ecosistemas, sanar nuestra Tierra y preservar su futuro a través de la repoblación de animales extintos», indicó Lamm, fundador de conocidas empresas como Hypergiant y que es consejero delegado de Colossal.

La firma aprovecha «el progreso exponencial que se ha hecho en tecnologías de lectura y escritura de ADN y lo aplica a problemas icónicos de conservación ecológica y secuestro de carbono», agregó Church, profesor de Genética en Harvard y experto mundial que ha contribuido a descubrimientos en este campo.

El objetivo de Colossal, en ese sentido, es impulsar un método de «conservación disruptiva» que llevaría a sustitutos de «especies extinguidas y esenciales» a sus hábitats originales para «restaurar ecosistemas perdidos con potencial para frenar e incluso revertir los efectos del cambio climático», señala la nota.

La firma tiene un acuerdo de investigación esponsorizada por el laboratorio de Church en la Escuela de Medicina de Harvard, que pretende crear ese híbrido elefante-mamut con unos rasgos que le ayuden a sobrevivir en condiciones extremas con el objetivo potencial de revitalizar los prados árticos.

Además de Lamm y Church, Colossal cuenta en sus filas con ejecutivos como Andrew Busey, un pionero de internet que ocupa el cargo de jefe de producto, y está asesorado por líderes en bioética, genoma, ingeniería química, defensa y otras especialidades.

LOS MAMUTS
Se caracterizaban principalmente por su cabeza abombada, probóscide musculosa y largos colmillos curvados. Las especies norteñas se encontraban recubiertas de pelo para soportar los fríos glaciares de su ecosistema.

El colmillo de mamut más grande del que se tiene registro es de un mamut lanudo, cuya longitud alcanzó los 5 metros. Al igual que el elefante asiático, su espalda era arqueada y sus orejas relativamente pequeñas, pero a diferencia de este, su trompa poseía en su extremo dos lóbulos y sus patas delanteras se dotaban de 5 dedos mientras las traseras de 4.

Los mamuts que vivían en las regiones más frías poseían unas orejas que sólo medían la quinta parte de la de los elefantes asiáticos. Esta adaptación al frío permitía reducir la pérdida de temperatura gracias a la menor superficie expuesta al ambiente. Los mamuts que vivían en regiones más cálidas debían de tener las orejas más grandes.

Utilizando su trompa, los mamuts adultos ingerían unos 180 kg de alimentos diarios. Ingerían casi cualquier tipo de vegetal, aunque su alimento preferido era la hierba.

Las pinturas rupestres permiten saber algunas cosas sobre los mamuts que nunca se habrían podido descubrir a partir de sus esqueletos: las pinturas prehistóricas presentan los mamuts con la espalda curvada, mientras que los fósiles parecen indicar que la espalda de estos proboscídeos era plana. Esta curvatura de la espalda se debía a una joroba de grasa, músculo o pelo que los mamuts tenían en la espalda. La cola de los mamuts era más corta que la de los elefantes.

La estructura social de los mamuts era probablemente la misma que la de los elefantes asiáticos, con manadas compuestas de hembras encabezadas por una matriarca, y los machos que vivían solos o en grupos pequeños después de llegar a la madurez sexual. Una vez que abandonaban la manada donde se habían criado, los machos se dedicaban a buscar hembras de otros grupos para aparearse.

Las trompas del mamut eran un ejemplo de dimorfismo sexual, ya que eran más grandes en los machos que en las hembras y estaba adaptadas para las luchas entre machos .Estos libraban unos combates por las hembras en los que intentaban herir al oponente en las partes vulnerables de la espalda y el tórax con sus colmillos.

La mayoría de los mamuts se extinguieron a finales de la última glaciación. Aún no se ha encontrado una explicación definitiva de su extinción.