spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
30.7 C
Asunción

A punto de ebullición

En nuestro planeta existieron momentos agradables y desagradables siempre producidos por el que escribe y lee esto. El ser humano falla por naturaleza, la misma que ahora se encuentra pidiendo socorro por lo que hemos llegado a fallar de forma recurrente con ella.

No se limita a lo que vemos, olemos y sentimos solo en lo que pasa fuera del país. Incluso en el pequeño territorio del Paraguay, somos culpables de elevar la temperatura incentivando el calentamiento climático que tiene sus consecuencias más fuertes en forma de  fuego, incendios y problemas de la salud. Ayer tuvimos la temperatura más alta en 54 años para el mes que vivimos. Ya no se incendia Grecia, California o Turquía sino que el ingreso a San Bernardino se ha tornado imposible.

Cada vez más calor
Se descubrió que en casa no solo dejó de funcionar la consciencia de sus habitantes que hemos elevado la temperatura de nuestro hogar haciendo que nuestro globo entre en lo que ya se conoce cómo la era de los megafuegos, que consiste en entender que en ambos lados del Atlántico y en ambos lados del Mediterráneo, desde Escandinavia hasta los Balcanes y Siberia hasta la franja norte del Sahara, los bosques se están quemando. Tanto en los países ricos como en los pobres, en diferentes latitudes y climas, ecosistemas enteros se esfuman en incendios monstruosos, algunos en una escala nunca antes vista en la historia reciente.

Abriendo las puertas a problemas que en el momento de su aparición no entendemos porque surge y luego en la intención de querer tapar la luz del sol con un dedo. Inundaciones, sequías e incendios se suceden de manera dramática en el mundo y algunos todavía lo consideran “normales” o que siempre existieron. Según la NASA, el mes de julio fue el mes más caluroso, en promedio mundial, observado desde el inicio de las mediciones . en medio del siglo XIX ° .

Con estos estudios y resultados que ya existen y nos indican que algo no estamos haciendo bien por tener ahora inviernos y veranos más intensos. Solo algunos ven y evalúan los  efectos de este inevitable cambio climático que esperemos cambie la actitud nociva de las personas que no entienden el mal que se hace al quemar basura o terrenos que al liberar el monóxido de carbono.

Hay temperaturas altas y bajas en el mundo de acuerdo a su temporada, en que las conocidas estaciones cambian su tiempo de inicio y final, creando no solo confusión en nuestra mente sino en la del ecosistema que por no tener la temperatura y ambiente adecuado para su desarrollo. Cuesta respirar y eso finalmente es todo en la vida.

El cambio está ya con nosotros
Solo en Paraguay ya se detectaron  4000 focos de incendio. Los cinco departamentos más afectados fueron; Concepción con 82 focos de calor, Amambay con 46, Presidente Hayes con 37, Alto Paraguay con 32 y San Pedro con 24. Central sólo registraba un foco de incendio y Asunción no figuraba en la lista.

Las causas del calentamiento global son;

  • La emisión de gases de efecto invernadero.
  • El aumento de la deforestación. …
  • La utilización de fertilizantes en la agricultura.
  • La descomposición de desechos sólidos.

Entre otras conclusiones que también sacan los estudios pro medio ambiente es que a lo largo del siglo XX se ha producido un aumento de la temperatura de 0,6oC. Para los investigadores esta es la causa de que la temperatura de los océanos se elevase, provocando su expansión y el aumento del nivel del mar de 10 a 12 centímetros. Lo que significa que no estamos ahogando ya por el simple hecho de dejar que nuestro planeta se caliente y pierda el ritmo de vida que hemos logrado alcanzar para satisfacer nuestras necesidades.

Que nos lleva a entender que no todo empieza ni termina en el fuego que hacemos quemando basura o el terreno para luego con el tiempo y reacción climática para que vuelva a nacer el verde que convertimos en el negro de lo quemado que quedan nuestros campos.

Más del autor