spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
32.7 C
Asunción

Una nueva diáspora

Desde el 2001 cuando las torres gemelas ardieron y se derrumbaron en New York la pesadilla afgana persigue a los EEUU. Bush envió ese año miles de tropas para cazar a su responsable Bin Laden quien se refugiaba en las montañas impenetrables de la frontera afgano-pakistaní. Sucesivos presidentes mantuvieron su presencia militar incluso luego de que el líder de Al Qaeda fuera asesinado en Pakistán por tropas de EEUU. Hoy la retirada final firmada por Trump el año pasado y torpemente llevada a cabo por Biden vuelve a colocar esa región como noticia mundial.

Futuro incierto
El 2021 será un año no solo recordado por la triste presencia de un invisible virus sino también por otro hecho visible y conocido que tiene efectos lamentables que es lo que ocurre en  Afganistán que limita al norte con Turkmenistán, Uzbekistán y Tayikistán; al oeste con Irán; al sur y este con Pakistán, y al noroeste con la República Popular China y que ha sido región de conflicto permanente a lo largo de su historia.

Ahora de vuelta con la presencia talibana que no actúa con la cabeza sumergida en el equilibrio de la razón sino en la confusión que produce lo que vemos pasa en este país que ahora se encuentra evacuando a tropas militares norteamericanas y afganas que fueron sus colaboradores a lo largo de 20 años de presencia extranjera. El atentado de ayer en las puertas de un atiborrado aeropuerto dejó 60 muertos, 12 de ellos soldados americanos. Biden lamentó y prometió venganza en un empantanado y trágico proceso de evacuación.

Hay 500 mil personas que están saliendo de Afganistán y eso genera un caos a nivel global. ¿Dónde puede ir y en qué condiciones?  son preguntas reiteradas.

Lo que nos llega desde el otro lado del mundo no son cosas sino personas que viajan, huyen o se fugan de un país  que puede ser su tumba si se quedaran.

Saliendo hacia donde se pueda
“Le Monde” es un famoso periódico francés que ha comenzado a publicar entrevistas a exiliados afganos que aterrizaron en el país que con su bonjour, comment  ça va ( ¿buen día cómo está?) para saber y entender lo que vivió y pasó un afgano en su país antes de ser rescatado y la pregunta clave es dónde irán y qué podrán hacer y, no hay respuesta clara sobre el mismo.

Casi 3.000 afganos han sido evacuados a la región de París y varias ciudades provinciales, también está en el grupo de personas evacuadas junto con médicos y funcionarios públicos del Estado afganao que va aterrizando en casa de naciones solidarias que también deben adecuar y adecuarse a estos visitantes ignotos.

El reto no es solo para los que llegan a nuevos espacios sino también para estos acerca de cómo adecuarse a los nuevos visitantes. Algunos temen una tragedia humanitaria similar a la que pasaron los sirios con Isis hace poco tiempo. De hecho este grupo es enemigo de los Talibanes y se ha responsabilizado de la matanza de ayer lo que supone una prolongación del conflicto y una mayor cantidad de refugiados hacia el mundo.

Varias lecciones sigue dejando la experiencia afgana donde como dijo Biden ayer en conferencia de prensa “nunca sus tribus han dejado de pelear de forma constante”. Lamentable el dolor del pueblo y sus consecuencias a nivel global

Más del autor