EL CANDIDATO
miércoles, abril 14, 2021
25.8 C
Asunción
Inicio Turismo Un viaje a la tierra de los Saltos

Un viaje a la tierra de los Saltos

Categoría

Fecha

Bañarse en piscinas naturales de aguas frescas y dejarse llevar por la incesante bruma que emana la caída del agua, son dos experiencias únicas que se viven en Ypejhú, un lugar para sentir al máximo la naturaleza de la tierra guaraní.

Ypejhú es un distrito del Departamento Canindeyú, situado en la región noroeste, a unos 380 kilómetros de la ciudad de Asunción. Está unido a Paranhos, ciudad brasileña con la que componen un solo conurbano. 

El encargado del área turística de la localidad, Guadalupe Ríos, señaló que existen más de 30 saltos en los alrededores y ningún paraguayo debe perderse su belleza natural.

Entre las actividades que se pueden hacer está el senderismo, rapel, paseos, camping. A decir de Ríos, es un lugar para descansar, desestresarse y recargar las pilas. 

“Aconsejo a quienes nos visiten venir con calzado cómodo y acompañado de guías profesionales. Acá contamos también con servicio de asistencia alimentaria para los amantes del turismo interno”, destacó.10

Asimismo, contó que una de las dificultades que se presentan en ocasiones es que estos sitios turísticos son propiedades privadas y muchos bañistas locales entran de otra forma no convencional y llegan a ocasionar daños al medio ambiente.

“Invito a conocer este rinconcito de Paraguay por los sacrificios que hacemos en trabajar y poner en condiciones de seguridad y comodidad. Hay una seriedad de manejo por nuestra parte, senderos limpio,s bien cuidados, guías capacitados, llevamos con mucha responsabilidad lo que hacemos”, explicó Ríos.

ALGUNOS SALTOS

El Salto Itá Kamby es uno de los más espectaculares del país. Tiene una altura de 20 a 25 metros aproximadamente desde la zona alta a la más baja y no es un salto en caída al vacío, sino que se trata de una caída escalonada de más de 60 metros de longitud.

Está ubicado a un poco más de 8 kilómetros del centro de Ypejhú y la limpieza de sus aguas, junto con la agitación del choque entre piedras, produce que se vea mucho color blanco, lo que le da el nombre de Itá Kamby, o sea, piedra o roca lechosa.

Otro salto imperdible es el Querencia, así como la mayoría de los saltos de Ypejhú, posee una formación geológica escalonada, lo que produce que sea un salto del tipo cascada. Su altura aproximada es entre 6 a 8 metros y está rodeado de muchos árboles añosos y tupidos, lo que deja al mismo prácticamente con mucha sombra.

Se encuentra prácticamente en los confines del Paraguay, muy cerca de la línea internacional que divide al país de Brasil y en un extremo norte de la Reserva del Mbaracayú.

Antes de llegar al Salto Querencia se aprecia la inmensidad de la Reserva del Mbaracayú, pues existe una zona donde se percibe el valle en uno de sus extremos. Es el lugar donde siempre se realizan las tomas fotográficas, pero no hay foto que supere la realidad, por eso visitarlo es una parada imprescindible en tu viaje por esas tierras.

Bañarse en piscinas naturales de aguas frescas y dejarse llevar por la incesante bruma que emana la caída del agua, son dos experiencias únicas que se viven en Ypejhú, un lugar para sentir al máximo la naturaleza de la tierra guaraní.

Ypejhú es un distrito del Departamento Canindeyú, situado en la región noroeste, a unos 380 kilómetros de la ciudad de Asunción. Está unido a Paranhos, ciudad brasileña con la que componen un solo conurbano. 

El encargado del área turística de la localidad, Guadalupe Ríos, señaló que existen más de 30 saltos en los alrededores y ningún paraguayo debe perderse su belleza natural.

Entre las actividades que se pueden hacer está el senderismo, rapel, paseos, camping. A decir de Ríos, es un lugar para descansar, desestresarse y recargar las pilas. 

“Aconsejo a quienes nos visiten venir con calzado cómodo y acompañado de guías profesionales. Acá contamos también con servicio de asistencia alimentaria para los amantes del turismo interno”, destacó.

Asimismo, contó que una de las dificultades que se presentan en ocasiones es que estos sitios turísticos son propiedades privadas y muchos bañistas locales entran de otra forma no convencional y llegan a ocasionar daños al medio ambiente.

“Invito a conocer este rinconcito de Paraguay por los sacrificios que hacemos en trabajar y poner en condiciones de seguridad y comodidad. Hay una seriedad de manejo por nuestra parte, senderos limpio,s bien cuidados, guías capacitados, llevamos con mucha responsabilidad lo que hacemos”, explicó Ríos.

ALGUNOS SALTOS

El Salto Itá Kamby es uno de los más espectaculares del país. Tiene una altura de 20 a 25 metros aproximadamente desde la zona alta a la más baja y no es un salto en caída al vacío, sino que se trata de una caída escalonada de más de 60 metros de longitud.

Está ubicado a un poco más de 8 kilómetros del centro de Ypejhú y la limpieza de sus aguas, junto con la agitación del choque entre piedras, produce que se vea mucho color blanco, lo que le da el nombre de Itá Kamby, o sea, piedra o roca lechosa.

Otro salto imperdible es el Querencia, así como la mayoría de los saltos de Ypejhú, posee una formación geológica escalonada, lo que produce que sea un salto del tipo cascada. Su altura aproximada es entre 6 a 8 metros y está rodeado de muchos árboles añosos y tupidos, lo que deja al mismo prácticamente con mucha sombra.

Se encuentra prácticamente en los confines del Paraguay, muy cerca de la línea internacional que divide al país de Brasil y en un extremo norte de la Reserva del Mbaracayú.

Antes de llegar al Salto Querencia se aprecia la inmensidad de la Reserva del Mbaracayú, pues existe una zona donde se percibe el valle en uno de sus extremos. Es el lugar donde siempre se realizan las tomas fotográficas, pero no hay foto que supere la realidad, por eso visitarlo es una parada imprescindible en tu viaje por esas tierras.