viernes, diciembre 9, 2022
26.7 C
Asunción

Un loco en Walmart

El fácil acceso a las armas, un país violento y una sociedad permisiva hacen que los EEUU siga siendo noticia por matanzas colectivas. Ahora no es una escuela, es un supermercado en la semana de acción de gracias. 

Una actitud que sirve para poco o nada en entornos humanos es la violencia. o el uso de la fuerza para conseguir un fin, especialmente para dominar a alguien o imponer algo y peor cuando genera tantos muertos.Ahora es noticia  EE.UU una vez mas  por asesinatos masivos por el uso inconsciente de armas de fuego. . En la ciudad de Chesapeake, en el  Estado de Virginia, una persona decide matar a 6 personas en un centro comercial conocido cómo Walmart. Lo llamativo es que un hombre, que se cree que es el gerente de la tienda, abrió fuego y luego se apuntó a sí mismo, y ahora está muerto.

Cómo es posible que en unos meses se den tantos hechos en los que una persona poseyendo un arma de fuego ingrese a espacios públicos cómo centros comerciales, institutos académicos o eventos sociales y decida por motivación particular jalar el gatillo y acabar con muchos?. Esta es una pregunta difícil de responder en un país donde la tenencia y importación de armas tiene protección constitucional. El argumento se retrasa siglos. 

Gobiernos débiles e incapaces

Es probable que la tienda en Chesapeake permanezca cerrada durante varios días mientras continúe la investigación.

Esto no tiene meses, semanas ni años de distancia al día de hoy, ocurrió  ayer seguirá ocurriendo si no cambian las cosas. Fue en la semana importante en ese país el día previo a la acción de gracias con gran cantidad de clientes en la popular tienda de ese país.   Hoy es un día de luto, se han perdido  vidas humanas cuyos familiares los despiden en medio de un dolor que la política no entiende ni actúa para mitigarla. 

Una llamada de atención más al gobierno que debe tomar medidas urgentes para tener un mayor control sobre las armas y sobre quienes la compran y la manipulan. Sin eso, vamos a seguir contando historias trágicas como las acontecidas en los EEUU en estos días. 

Más del autor