martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

Un espectáculo único

La galaxia  todo lo que sucede o no sucede allá afuera se ha puesto de relevancia en estos tiempos con los distintos proyectos de transportar a personas normales cómo usted y yo al espacio. Ese lugar  se encuentra esperando la presencia del colonizador hombre que buscó, y siempre busca extenderse en los espacios que no han sido explorados.

Hay palabras que describen lo que se ve, escucha y siente en todos lados de la galaxia. Una de ellas son las Gemínidas que  son una lluvia de meteoros de actividad alta. 

Este fenómeno alcanzó su actividad máxima la noche del 13 de diciembre y la madrugada del 14, cuando fue posible observar más de 120 meteoros por hora en cielos oscuros.

Es un capítulo que la naturaleza regala al espectador para que este lo contemple en paz en su patio o donde tuvo acceso para observar el cielo de noche también conocido como la lluvia de estrellas por el efecto visual que se desarrolla en el cielo. 

A mediados de diciembre, la órbita de la tierra coincide con una densa nube de partículas de polvo y hielo desprendidas del asteroide 3200 Phaeton, una roca de cinco kilómetros de diámetro que cada 1,4 años roza al Sol y produce esta manifestación astronómica.

Es un espectáculo abierto para toda persona curiosa en observar el cielo no tanto para estudiar posibilidades de hacer sonar  petardos, otro espectáculo que se desarrolla muy bien en la atmósfera terrestre  que aunque algunos tengan su atractivo visual otros incomodan mucho por causar ruidos molestos para los seres vivos que habitamos la tierra. Debemos regular la intensidad del sonido y hasta de los efectos visuales que muchas veces por querer llamar la atención nos equivocamos, abusamos de dichos efectos y dañamos la salud de muchas personas que no tienen la culpa de nada y coincidentemente se encontraban en el lugar y momento  no adecuado para ellas.

En la naturaleza lo que pasó fue que estos escombros se internaron a la atmósfera, su temperatura se elevó súbitamente formando bólidos que recorren el cielo en cuestión de segundos: se trata de las Gemínidas, la lluvia de estrellas más intensa del año.

Un verdadero espectáculo

La más reciente fue registrada este año en el mes de Agosto. En condiciones ideales, con un cielo libre de contaminación lumínica y la Luna en fase nueva, el espectáculo astronómico está garantizado: a más de 35 kilómetros por segundo.

Lo que nos demanda evitar contaminar el cielo con luces, petardos o cualquier cosa que moleste la vista del público curioso en esta función. Que a su vez nos puede servir para entender lo que la naturaleza nos esconde a km de nuestra casa y es lo suficientemente generosa. 

Para mostrarnos lluvias cómo estas que no causan problemas en nuestras infraestructuras sino sirven para entretener nuestros ojos que observan a una dirección de noche que va quedando cómo un escenario opaco por la contaminación visual que hacemos los seres humanos que podemos disfrutar o padecer de maravillas que aconteció este mes de diciembre. Un espectáculo. 

 

Más del autor