spot_imgspot_img
lunes, diciembre 6, 2021
25.7 C
Asunción

Sin pudor

Antes del gran día decisivo o día d, Ramon Fretes Sosa, o Monchi Fretes, un operador colorado adelantó parte del circo conocido durante elecciones en Paraguay donde en declaraciones fuertes afirma: «le dije a Nicanor, ex presidente, con 25% de tu participación luego a platazo compramos toda la ribera». Se refería a prostituir la conciencia de los marginales y ganar los comicios internos de la ANR previstos para este domingo.

Ramon Fretes, actual presidente de la seccional número 35 del barrio Roberto L. Pettit, es operador del candidato oficialista a la intendencia Daniel Centurión. A pasos de las elecciones internas, o el primer filtro para saber quién podría ser el próximo intendente de las ciudades paraguayas.

Es claro que para tomar una acción cómo el hablar debe existir un filtro mental o vergüenza para evitar futuras llamadas de atención o crear un registro social negro que no ayude sino hunda más al partido colorado.

Elecciones desvergonzadas
Tener pudor o vergüenza antes de hacer algo sirve para todo en cualquier lugar o situación para tener y sostener una buena imagen, operar acciones y palabras cambiando asi el registro negro por una página blanca donde se escriban buenas referencias del actor de la escena actual: el soberano elector en teoría.

Pero Fretes como muchos entiende que el pobre y el marginal solo sirve para ser comprado. A veces con caña pero siempre con dinero.

Lo que espera el ciudadano es hacerse de pudor o vergüenza al momento de ser ofrecido algo que tiene poco o ningún valor comparado con su voto, que tiene la misma letra con la que empieza valioso o vergüenza, y muchos términos que comparten la v cómo letra inicial. Ser o que te califiquen de sinvergüenza es serio y más si el calificado tiene una función de representar haciéndolo sin decoro, filtro y poniendo en riesgo no solo su función sino también del representado, que una vez elegido deberá tener mucho pudor en el trabajo para el cual fue elegido pero avergonzado por haber comprado la voluntad de muchos para llegar.

Frentes ha cometido un sincericidio pero facilita las cosas para identificar primero y despreciar después a políticos y partidos que con estos actos desprecian a la democracia.

Más del autor